Noticias

01 de agosto de 2017

 

El Pastor Noé Lee de la Iglesia Buenas Nuevas Ecuador compartió sobre el cambio de corazón.







Durante el segundo día de la Gran Campaña Evangelística, el Pastor Noé Lee profundizó sobre el cambio del corazón basándose en la palabra de 2do de Reyes 5:1-4, donde se muestra cómo el corazón arrogante y soberbio de Naamán pudo cambiar cuando escuchó a sus siervos, y al desechar su punto de vista y doblegar su corazón pudo seguir la palabra del profeta y ver cómo sanaba de su lepra. De la misma manera, las personas que conforme su propio punto de vista creen que tienen pecado, pueden doblegar su corazón y aceptar la palabra de la Biblia que muestra cómo por la sangre de Jesucristo ya no hay más pecado en el mundo.







El seminario
comenzó con las presentaciones especiales del Coro Ebenezer y la Banda Ebenezer, que alegraron una vez más el corazón de los participantes.









El pastor explicó que sin importar que tipo de persona sea, si nunca doblegó su corazón, difícilmente podrá cambiar. Compartió el testimonio del Pastor Kim Ji Song quien con ayuda del siervo Pastor Ock Soo Park, aprendió a dirigir el corazón de su hijo.







Varios jóvenes podían tener esperanza en su corazón debido a la Palabra. Muchos quieren cambiar su corazón pero no saben cómo hacerlo. Mediante Génesis 1:1-2 el Pastor Noé explicó: “así como la tierra estaba desordenada, vacía y en tinieblas, así también se encuentra el corazón de las personas. La tierra por sí misma no puede cambiar, lo mismo que las personas por sí mismas no pueden cambiar, aunque se lo propongan firmemente y se esfuercen mucho por lograrlo”. Así como el hijo del Pastor Kim no podía cambiar por sí mismo, sino que necesitaba de su padre para que le guie y corrija para cambiar su corazón, así también todos los seres humanos necesitan un guía.











Dios dijo: “sea la luz y fue la luz y las tinieblas desaparecieron de la tierra”. Por medio de Juan 8:12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”, las personas conociendo a Cristo son libertas de la oscuridad del pecado.









Así el Pastor compartió con los oyentes quienes descubrieron que su forma de pensar sobre el pecado estaba equivocada, pues en realidad por medio de la palabra ya no hay pecado en el mundo, pero al desconocer esta verdad se juzgan a sí mismos como pecadores.






Al terminar la conferencia, el Pastor compartió con una familia quien participó desde el primer día, ellos no conocían esta verdad, todavía mantienen muchas dudas pero su corazón está abierto para seguir escuchando sobre el secreto del perdón del pecado y el nuevo nacimiento. Ellos, al igual que Naamán serán limpios de su pecado como él lo fue de su lepra.







Los hermanos de Ecuador están muy contentos
por este tiempo en que recibieron la gracia de preparar varios seminarios bíblicos zonales, y ahora a través de la Gran Campaña Evangelística pueden ver cómo varios de sus invitados están escuchando el evangelio y pueden aprender más sobre la vida de fe.

}

0

Noticias
3 de agosto de 2017


Las personas por sí solas no pueden cambiar, por eso es importante conectar su corazón con la palabra de Dios.









La noche del 2 de agosto concluyó la Gran Campaña Evangelística. Esa noche, poco a poco fueron ocupándose las sillas dispuestas para los hermanos y sus invitados, quienes también habían traído a sus conocidos para que escuchen con ellos el Evangelio.











Los himnos del Coro de la iglesia y la música de la Banda Ebenezer transmitieron alegría y ablandaron el corazón de los invitados. Más de una vez se escuchó en el salón el pedido de “¡otra, otra, otra!” y los aplausos no se hacían esperar. Aquella noche Dios mostraría una vez más que es él quien trabaja hermosamente a través de las Campañas Evangelísticas.
















El expositor, pastor Noé Lee, continuó hablando sobre el corazón del capitán Naamán que está en 2 Reyes 5:10-14. Varios invitados pudieron descubrir que aquel general arrogante que se describe en los primeros versículos era una sombra de su propio corazón, que siempre quiere mantener su razón y no escucha la voz del siervo de Dios.







Pero el cambio del general Naamán, que se describe en los versículos siguientes, daba esperanza a los invitados. Este general del ejército, escuchando a sus siervos, negando su razón y su camino, siguió la guía y vio cómo su lepra desapareció la séptima vez que se metió en el río Jordán. De la misma manera, los pecados del mundo fueron lavados por la sangre de Jesucristo. Esta verdad fue remarcada varias veces por el expositor.

“Nosotros somos como pequeños Jesús”, afirmaba el pastor Noé Lee. Si la Biblia dice que las personas juntamente con Cristo fueron crucificadas y ya no viven ellas sino Cristo en ellas, entonces cada uno de los que pueden creer la palabra de Dios, pueden aceptar firmemente la obra de Jesucristo que los santificó, los justificó y los perfeccionó.









A través de Romanos 7 y 8, el corazón de varios invitados se conmovía al conocer que Dios entregó al mundo la ley del pecado y de la muerte, y también la ley del espíritu de vida. Podían ver que muchas personas queriendo agradar a Dios buscaban cumplir la ley, sin saber que la única manera de agradar a Dios es a través de la ley de la gracia, creyendo la Palabra que dice que Jesucristo se llevó los pecados una vez y para siempre en la cruz, y no hay más pecado en el mundo, ni más condenación, ni más obras que ofrecer para el perdón de estos. Jesucristo ya cumplió todo para que los seres humanos puedan vivir delante de Dios. “Ahora vivimos bajo la ley del espíritu de vida” agregaba el expositor, ante la mirada atónita de muchos asistentes. “Es por eso no fue condenada la mujer adúltera cuando fue llevada a la presencia de Jesús”. Solo por eso podemos ser llamados hijos de Dios, porque estamos en Jesucristo, dentro de Jesucristo podemos recibir siempre la misericordia y cuidados de Dios. En esto consiste el amor de Dios.










Esta verdad, se llevaron varios de los asistentes de la Gran Campaña, quienes al final pudieron ampliar un poco más sus dudas con los hermanos de la iglesia y el siervo.
















Este ha sido un tiempo de mucho trabajo para los hermanos en Quito, para también de gozo porque han podido ver que con Dios pueden sobrepasar sus propios límites y ser, conforme la promesa de este año: “Luz para los gentiles” (HECHOS 13:47).

0

Noticias


1 de agosto de 2017


Durante tres días, del 31 de julio al 2 de agosto, el pastor de la iglesia Buenas Nuevas de Ecuador, Noé Lee, será el expositor de esta gran campaña.

Después de nueve Seminarios Bíblicos Zonales realizados durante más de un mes en varios sectores de la ciudad de Quito, muchas personas podrán participar en esta Gran Campaña Evangelística para conocer “El secreto del perdón del pecado y el nuevo nacimiento”.








Por la gracia de Dios este evento pudo realizarse en un lujoso salón de recepciones de la ciudad, donde los hermanos podrán recibir a los invitados interesados en escuchar la palabra de Dios.







Para abrir el corazón de los invitados, el Coro Ebenezer interpretó dos alabanzas que hablaban sobre el amor de Dios por la humanidad que se manifestó a través del sacrificio de Jesucristo en la cruz.







El primer día el expositor compartió sobre Naamán, 2 de Reyes 5, sobre cómo este general, con un corazón muy altivo, no podía aceptar la palabra del siervo de Dios. Del mismo modo que él, explicaba el expositor, las personas dan más valor a sus propios pensamientos y se niegan a aceptar la palabra de Dios. Las personas nuevas, que por primera vez escuchaban este mensaje, sentían gran curiosidad por lo que se estaba compartiendo.







Todos atentamente escuchaba la palabra de Dios, y poco a poco sus corazones fueron conectándose con el corazón de Jesús. Todos podían conocer qué era el pecado, cómo este entró en el mundo, y cuál fue el resultado de que Adán y Eva hayan desechado la palabra de Dios. Esto fue el preámbulo para que durante los dos días siguientes las personas puedan conocer la Biblia, y el corazón del hombre y de Dios que está escondido en ella.


Al finalizar hubo un tiempo para compartir un refrigerio mientras se despejaban las dudas de los invitados. Así concluyó el primer día de la Gran Campaña Evangelísticas. Los invitados esperan ansiosamente seguir descubriendo el secreto del perdón del pecado y el nuevo nacimiento durante los dos días que le restan a este evento.












0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 17NO NEW POSTS