Sin comentarios aún

[Corea] Seminario Bíblico ¡Si Dios dice eres justificado… somos justificados!

 

Ahora está llegando el fresco otoño y las hojas están cambiando su color, poco a poco llegan los tiempos de vacaciones y muchos se van de viaje. Pero la iglesia que ha recibido la promesa del evangelio se prepara desde temprana hora para dar el reposo y descanso al corazón de las personas.

El día 28 en la madrugada, en el auditorio de Bexco había mucho trabajo que hacer. Los hermanos de la iglesia de Pusan quienes preparaban desde temprano el «Seminario bíblico 2018 en Pusan» que empezaba desde el día de hoy.

 

 

Los hermanos que se unieron un solo corazón con la promesa de Romanos 11:04 “Pero ¿qué le dice la divina respuesta? Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.” prepararon el seminario luchando con las situaciones y las cargas. Además anunciaron el seminario visitando casas e invitando a los conocidos. Así 500 personas prometieron que participarían en el primer día.

El Seminario bíblico en Pusan que tiene como lema “Dios es el que justifica” empieza el 28 de octubre durante cuatro días, apartir de las diez y media de la mañana y a las siete y media de la noche en el auditorio de Bexco.

 

 

También los líderes cristianos de varios países que participaron del Foro Mundial de Líderes Cristianos, estuvieron presentes en el seminario bíblico, mientras escuchaban y aprendían del verdadero evangelio, desde las seis de la tarde ya estaba oscureciendo, pasando las seis y media el auditorio de Bexco se lleno por las personas que vinieron para asistir al seminario.

 

 

Me congregaba en pequeñas reuniones más de 10 años. Por más que predicaba y servía mucho a Dios pero al pasar de los años no aumentaba mi felicidad ni agradecimiento sino que sentía más cansancio y agotamiento. En estos días tuve unas dificultades y no pude recibir una respuesta correspondiente de la iglesia. Me sentía vacío y así poco a poco me alejé de la iglesia, estaba buscando la verdad hasta busqué en los canales de «Guk-Dong». Pero una amiga muy cercana me informó sobre la Misión Buenas Nuevas y así pude venir hasta aquí. Creo que por medio de este seminario voy a poder solucionar mi corazón atrapado y así confirmar mi salvación.

 

Tevita Nawandra Benivanua, Expresidente de la Iglesia Metodista de Fiji.

 

Antes de comenzar el evento se pudo escuchar el testimonio de Tevita Nawandra Benivanua, Expresidente de la Iglesia Metodista de Fiji.

“17 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales;

18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.” Habacuc 3:17, 18

 

“En Fiji hay muchas dificultades, el profeta Habacuc tenía dificultades y problemas pero en su vida se encontró con Dios y recibió la salvación; así también nosotros nos hemos encontrado con Dios y hemos recibido la salvación. En la situación difícil Dios es el salvador para mí, tengo la dificultad pero también el gozo, puedo ver que el profeta Habacuc a pesar que tenía dificultades y problemas pero estaba gozoso y agradecido a Dios. Lo que el profeta Habacuc nos enseñó es ser felices en Dios y gozarnos de Él, aveces al ver el camino que tenemos parecen abismos y oscuridades pero Dios nos ha dado la salvación y la fuerza. Espero que por medio de este seminario bíblico ustedes sean felices, quiero alabar a Dios, nosotros por medio de Jesús tenemos la salvación y al creer en ese poder nosotros somos justos. Alabo a Dios eterno.”

 

 

El primer día comenzó con la presentación del coro de la iglesia de Daegu ´Alegría´, luego de las presentaciones del Coro Gracias, el cual es un coro que viaja por todo el mundo predicando la palabra de Dios y sobre Jesús por medio de sus canciones.

 

 

 

El expositor el Pastor Ock Soo Park en la primera hora compartió con el libro de Hebreos capítulo 9 predicando sobre el evangelio que dice la biblia:

«El corazón de Dios es diferente que nuestro corazón, Un día murió Lázaro, cuando él estaba enfermo y Jesús dijo que esa enfermedad no era para muerte entonces Marta y María pensaban que Jesús vendría para curarlo. Pero pasando el tiempo cuando murió Lázaro las hermanas desecharon la palabra de Jesús, luego que terminaron de velarlo pasaron cuatro días y ya hedía. Lo importante es que ciertamente Jesús dijo que esta enfermedad no era para muerte pero según su vista su hermano murió. Pero los pensamientos de Jesús y el de ellas eran opuestos¨

 

 

Además el pastor Park a través de su testimonio comentó que Dios nos enseña por medio del fracaso que nuestro pensamiento no es correcto.

“Dios me enseñó que tipo de persona soy, en mayo de 1962 no pude pasar la prueba para entrar a la escuela técnico para oficiales, durante cinco meses pensé mucho en mi vida y llegué a la conclusión que todo lo que yo hacía llegaba al fracaso. Luego que supe que todo lo que yo hacía me llevaba al fracaso no podía creer más en mí mismo, desde ese momento pude aceptar a Jesús quien es muy diferente a mí. Dios me formó de esta manera”.

“En la vida habla más de 100 veces sobre la redención eterna, en la bíblia nos dice que somos justos, cuando Dios nos ve somos justos pero cuando nosotros nos vemos a nosotros mismos pensamos que somos pecadores, ¿qué será lo correcto? Lo correcto es la palabra de Dios, pero las personas creen en su pensamiento. Muchas personas son arrastradas de su propio pensamiento, además no conocen que están equivocados, Dios por eso trabaja en traer nuevamente nuestro corazón a Dios.”

 

 

“Jesús tiene el poder de limpiarnos eternamente, con su sangre derramada en el tabernáculo celestial nosotros podemos ser limpios del pecado eternamente, hace dos mil años se hizo la paga de nuestro pecado, ya no existe más sacrificio por el pecado. No crean más en sus pensamientos sino que crean en la palabra de Dios que nos dice que somos justos. Si Dios dice que somos justos, somos justos.”

Luego de la predica, las personas tuvieron el tiempo de la comunión personal en la cual podían preguntar y hablar sobre los problemas que no habían podido solucionar, además en el tercer piso se realizó la Aula del evangelio para las personas que habían escuchado la palabra por primera vez, por medio de la explicación del pastor Song Hun Kim quien explicó paso a paso a los participantes.

 

 

Antes de comenzar el seminario, Song Hyon Han había comentado que deseaba solucionar los problemas de su vida, luego de la predicación con lágrimas en sus ojos explica.

“Yo creía que Jesús limpió mis pecados pero quería buscar la justicia dentro de mí. Pero hoy escuchando la palabra de Dios pude ver que hasta ahora no creía en la palabra de Dios, pues si se creía en la palabra la salvación era algo muy fácil. ´Siendo justificados una vez para siempre´ al escuchar esta palabra pude darme cuenta que no importa como soy, hasta aunque cometa pecados ya Jesús los solucionó por eso no hay necesidad de sufrir por mi pecado. Al escuchar la palabra pude solucionar esta gran carga que tenía en mi corazón y así como el Coro Gracias deseo alabar a Dios con alegría”

“Mi tío me invitó al seminario, además he compartido con los ancianos de la iglesia, tengo la salvación; además hoy en la noche escuchando sobre la ofrenda de los animales que no podía ser eterna sino que Jesús limpió mi pecado eternamente así como dice el libro de Hebreos. Además el pastor Park comentaba que el antes de recibir la salvación solo tenía fracasos y se dió cuenta que por él no podía realizar las cosas, yo también he tenido muchos fracasos pero esto fue por Dios quien deseaba darme la salvación, antes mi tío me decía que fuera como voluntario al extranjero pero en ese momento yo pensaba ´¿cómo voy a viajar como voluntario?´ Pero ahora tengo la fe que Dios me va a guiar para que pueda ir como voluntario y tengo mucha felicidad en mi corazón.”

Hace 33 años se realizó por primera vez el Seminario Bíblico en el salón Mugunghwa, así como en ese seminario el evangelio sigue activo y en el corazón de los hermanos sigue la promesa de Dios, esperamos que por medio de este seminario bíblico se siga soplando el aire del evangelio.

Publicar un comentario