Sin comentarios aún

[Costa Rica] “Crean y exalten la Palabra de Dios para poder vivir bajo la gracia con fuerza y poder”.

 

Este sábado 30 de marzo celebramos nuestro CLF San José en las instalaciones del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica, contando con la asistencia de más de doscientos pastores y líderes cristianos de diferentes denominaciones. También nos acompañó el señor Ricardo Gerli, fundador de la Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios en Costa Rica. La parte expositora estuvo a cargo del pastor, doctor honoris causa, Jin Sung Kim, proveniente de Corea del Sur.

 

 

Como parte introductoria se enfatizó buscar la unión de las Iglesias, para que por medio de Jesucristo y la Palabra de Dios, caminen juntas esparciendo el evangelio santo en este bendito país.

 

 

El primer bloque nos enseñaba dos tipos de corazones, uno representado por Pedro en San Mateo 26:69-75 y el otro por Judas Iscariote en San Mateo 27:3-5. Bíblicamente, como en un espejo podemos ver el reflejo de que nuestro propio pensamiento es quien más interrumpe para que podamos experimentar la vida de fe.

 

 

 

Las personas que confían en lo que piensan están lejanas del corazón de Dios, no saben creer en él y viven según su propio cálculo (Isaías 55:8 y Jeremías 17:9). El caso puntual de esto es la negación de Pedro y la traición de Judas, con la única diferencia de que Pedro botó su razón y reconoció su maldad ante la Palabra que Jesús le habló (San Juan 21:15-17). Mientras que Judas, sin creer que Jesucristo podía perdonar perfectamente todo su pecado, no se arrepintió de confiar en sí mismo y sin botar su propia razón se ahorcó. Entre los corazones Pedro y Judas no había diferencia, pero su final fue completamente distinto. Los invitados con un corazón muy abierto podían entender claramente la Palabra compartida.

 

 

Para el segundo bloque tuvimos unas palabras de agradecimiento por parte del pastor Rigoberto Vega, presidente y director ejecutivo de la Federación Alianza Evangélica Costarricense, quien nos apoya constantemente en la realización del Congreso de Líderes Cristianos.

 

 

El pastor Jin Sung Kim nos enseñaba, por medio de los sacrificios antiguos y con diferentes ilustraciones, paso a paso las ofrendas por el pecado (Levítico 4) como sombra de lo que había de venir. La Biblia nos atestigua claramente en San Mateo 3:13-17 y San Juan 1:29-34 cómo por medio de Juan el Bautista los pecados del mundo fueron traspasados a Jesús nuestro Salvador. Llegando a entender que solo la sangre de nuestro Redentor puede limpiar nuestros pecados de una vez y para siempre (Hebreos 10:13-17), siendo esta una gracia realmente perfecta. Dios no miente y nosotros solamente tenemos que creer en su Palabra.

 

 

 

 

El pastor Jin Sung Kim concluyó el Congreso con esta convicción:

“Crean y exalten la Palabra de Dios para poder vivir bajo la gracia con fuerza y poder”.

¡Así sea!

Publicar un comentario