Sin comentarios aún

[Ecuador] El Congreso de Líderes Cristianos inició en Quito

 

Un encuentro que animó a muchos pastores de distintas congregaciones a compartir el mensaje de la salvación en todo el Ecuador.

 

 

La mañana del 17 de abril inició el primer día del Congreso de Líderes Cristianos CLF en el Salón Larson HCJB con el pastor Shim Seong Soo, quien después de dos años volvió al país para compartir las buenas nuevas de la salvación.

Desde las ciudades del Puyo, Cañar, Guayaquil y Quito, llegaron decenas de pastores de distintas congregaciones para conocer el mensaje profundo que Jesucristo dio a la humanidad cuando dijo en la cruz “Consumado es”.

 

 

 

 

Mientras la Banda Ebenezer se presentaba con alabanzas especiales, muchos pastores y líderes abrieron libremente sus corazones y puestos de pie no dudaron en acompañar a los músicos. Entonces, el ambiente era propicio para que compartir la palabra.

 

 

 

 

El pastor Shim Song Soo inició preguntando: ¿Ustedes viven gozosos todo el tiempo?, muchos respondieron que sí. Cuando volvió a preguntarles: ¿ustedes alaban a Dios cada minuto del día?, la respuesta de todos ya no fue tan rápida. Al poco tiempo pudieron reconocer que cuando se presentaban situaciones difíciles en sus vidas, ya no sentían gozo, y tampoco alaban a Dios como creían, sino que solamente Jesucristo tenía la capacidad de estar siempre gozoso y de alabar a Dios a cada instante. Entonces la clave era desechar su sí mismo, reconocer que tal como dice Gálatas 2:20 ellos habían muerto en la cruz y Jesús vivía en ellos. Solo así podrían alabar a Dios siempre y tener gozo aún en las situaciones más difíciles. Entrando en Jesús hallarán el reposo verdadero, les dijo.

 

Si alguno dice que tiene a Jesús pero vive en temor y guarda preocupaciones, entonces no cree realmente en Jesús, les dijo. Y cuestionó: ¿cómo pueden entonces transmitir a las personas un corazón de fe en Dios? Si su corazón está lleno de Dios entonces podrá fácilmente transmitir alegría a los hermanos, pero si desconfían qué clase de fe predican. Cuando los pastores invitados escuchaban esto, muchos se miraban entre sí extrañados, pero otros asentían.

 

Entonces, a través de un pastor invitado ejemplificó cómo Jesucristo recibiendo el pecado de toda la humanidad tras la imposición de manos que le hiciera Juan el Bautista, murió en la cruz y acabó allí con el pecado una vez para siempre. Por eso cada uno de los pastores ahí presentes podía afirmar con certeza que ya no tenían pecado, y levantaron la mano para dar testimonio de ello.

 

 

 

 

 

 

 

 

En este primer día del CLF el tiempo transcurrió muy rápido. Faltando pocos minutos para que este encuentro concluya el expositor les recordó que como pastores eran siervos de Dios y que era necesario que abandonen sus pensamientos y reciban la palabra de Dios, pues tal como dice en la Biblia este evento había sido preparado para que todos los pastores compartan el evangelio de la salvación en todo el país, para que la nación abra sus ojos y se conviertan de las tinieblas a la luz, para que reciban a través de la fe en Jesucristo el perdón de pecados y tengan herencia entre los santificados. (Hechos 26:18).

 

 

Si Jesús cargó en él el pecado de todos nosotros, concluyó el expositor, esa verdad deben compartir a quienes se congregan en la iglesia, para que todo el país conozca esta verdad que dice la Biblia, para que todo el Ecuador vaya al cielo.

 

 

 

 

Algunos pastores se acercaron al expositor pidiendo más detalles. Muchos decidieron adquirir los libros de la Misión, y otros que ya habían escuchado con anterioridad este mensaje de salvación donde la obra humana no tiene ninguna injerencia, sino solamente la sangre preciosa de Jesucristo, confirmaron su salvación.

Publicar un comentario