Sin comentarios aún

[Colombia] La voluntad de Dios es sembrada en el corazón de los colombianos.

 

El Decimocuarto Retiro Espiritual de la Misión Buenas Nuevas Colombia se realizó del 19 a 21 de abril, en la sede de la iglesia en Bogotá. Alrededor de 550 hermanos de todo el país se reunieron para escuchar la palabra de Dios a través de los siervos y hermanos de la iglesia en Corea, que visitaron el país durante su gira en Ecuador, Colombia y Venezuela.

 

 

Durante la preparación del retiro hubo circunstancias y dificultades para recibir a los hermanos e invitadas de otras ciudades, pero Dios trabajó y dispuso el corazón de los hermanos de Bogotá y también todo lo necesario para hacer algunas adecuaciones en el terreno de la iglesia.

 

 

Desde temprano en la mañana los hermanos se reunían para escuchar la palabra en la hora piadosa con el pastor Kang Jeong Gon quien compartió acerca de la vida de creencia, recibiendo así el alimento espiritual para iniciar el día.

 

 

Jesús nos salvó y está con nosotros, solo conocemos el nombre de Jesús como nuestro salvador pero no pensamos delante de Dios cuando estemos en dificultades ¿Por qué no miramos a Dios? Dios es poderoso para ayudarnos, si miramos y buscamos a Dios el Señor va a darnos felicidad y va a guiar nuestra vida.

 

 

En las mañanas antes del primer sermón hubo hermosas presentaciones de danza que los jóvenes prepararon y alabanzas cristianas por parte del Ensamble Gracia, que cautivaron el corazón de los asistentes.

 

 

Durante el primer día el pastor Shim Sung Soo habló acerca de cómo conocer a Jesús.

En Gálatas 2:20 dice que Jesucristo esta en nosotros, es decir que no debemos mirar lo exterior sino solo el corazón de Cristo. Dios desea que recibamos su palabra tal como está escrita en la biblia. Cuando tenemos la fe significa que ya no tenemos que preocuparnos, porque ya no nos miramos a nosotros mismos sino a Cristo.

 

 

El corazón debe estar permanentemente mirando a Dios. En 1 de tesalonicenses 5:16 la palabra dice que estemos siempre gozosos, esto no significa que nosotros nos esforcemos para estar felices, sino que aceptemos por fe la vida de Jesucristo.

 

 

 

En las tardes, los hermanos participaban por grupos en la clase de evangelio, capacitación para conferencistas y Mind Recreation.

 

 

Uno de los temas que más me impactó de Mind Recreation fue la importancia de las palabras ya que soy alguien que no era consciente de que una sola palabra podría afectar a alguien. Por otra parte, aunque me gusta hablar, al principio suelo ser muy tímida y eso hace alejarme de las personas pero aquí aprendí que es importante saber comunicar y dar ese primer paso. Isabela Muñoz, 16 años, Cali

 

 

En las noches, antes de escuchar la palabra, el Coro “Gracia” cantó hermosos himnos que preparaban el corazón de los participantes para escuchar la palabra de Dios, a través del pastor Shim Sung Soo:

 

 

Debemos sacar nuestros propios ojos, esto quiere decir que si creemos en el perdón del pecado significa que logramos la conexión con Dios y salimos de nuestro propio mundo. La vida de creencia es fácil, cuando encontramos la paz y el descanso verdaderos. Dios quiere entrar en nosotros, al igual que David, cuando el corazón es conforme a la palabra, se transforma en uno solo con el de Dios y se desecha a sí mismo.

 

 

En Hebreos 10:14 la palabra dice que vivamos por la fe del hijo de Dios, no por nuestro pensamiento o mi propio Corazón, eso significa encontrar a Jesucristo en nosotros.

Elizabeth Carrascal González participó por primera vez en el retiro de nuestra iglesia, vino de la ciudad de Montería, durante las predicaciones el pastor la tomó de ejemplo para explicar la palabra, por lo que estuvo atenta en cada momento,

 

Ella comentó:

Reconociendo mi condición, de que en mi solo sale maldad, pude recibir a Jesús en mi vida. Aprendí que realmente hay que dejar nuestros pensamientos para que Jesús actué en nuestro corazón y así poder ser salvos, la salvación consiste en creer por la fe. Quiero predicar este mensaje a mi familia, vecinos y amigos porque a través de la palabra todos podemos ser salvos.

 


 

Algo especial de este retiro fue que los hermanos de Bogotá, hospedaron en sus casas a los hermanos de las distintas ciudades; durante el “Home Stay” los hermanos tuvieron un tiempo precioso para la comunión y por otra parte, los anfitriones aprendieron a servir a otros, al recibir el corazón de los pastores y la iglesia.

 

 

Por medio del Retiro Nacional los miembros de la misión en Colombia tuvieron un tiempo de edificación espiritual y conocieron de manera más profunda el corazón de Dios. Fue una oportunidad para disfrutar juntos en el evangelio y compartir con los hermanos de otras ciudades, además, Dios permitió un espacio agradable en el que los invitados escucharon claramente el mensaje de salvación.

Publicar un comentario