Sin comentarios aún

[Ecuador] El congreso de Líderes Cristianos despierta el interés de más pastores.

30 de abril de 2019

El mensaje que transmite el CLF ha despertado el interés de muchos pastores de distintas iglesias en Quito.

 

 

La llegada del pastor David Kim desde EEUU permitió realizar un nuevo CLF al que decenas de pastores y líderes cristianos de diferentes iglesias asistieron. Muchos de ellos ya han participado en ocasiones anteriores y cuando supieron de este nuevo congreso llegaron con mucho ánimo para profundizar aún más en el mensaje de la salvación.

 

 

El pastor David King explicó que cuando Jesucristo estaba crucificado, junto a él estaban dos ladrones que habían sido sentenciados a pena de muerte, siendo ese también el caso de toda la humanidad, cuando nosotros nacemos venimos al mundo sentenciados con pena de muerte por el pecado de Adán, y esta condición nadie puede cambiar y tampoco depende de cómo vivan las personas, es decir que por más que se esfuercen en sus obras o lleven un buen estilo de vida pueden borrar su pecado o la sentencia de muerte.

 

 

Lo que se puede ver es que uno de los malhechores fue al paraíso y el otro no, entonces ¿Por qué pasó así? ¿Cuál fue la diferencia? La diferencia radica cuando una persona descubre y entiende su pecado o no, es decir los dos ladrones estaban crucificados de pies y manos y ninguno de ellos podía hacer nada para salvarse de la cruz, de la sentencia de muerte o de ir al infierno, ante esta realidad solo uno creyó en Jesús y recibió la salvación de su alma.

 

 

 

 

En Juan 6:28-29 y 40, habla muy claro que el hombre solo debe creer para recibir la justicia de Dios en sus vidas, pero la gente piensa que durante su vida deben hacer buenas obras para recibir el perdón de sus pecados y justicia, otro claro ejemplo que se encuentra en la Palabra es el paralítico de 38 años, él estuvo muy enfermo durante todo este tiempo y no podía hacer nada por sí mismo para librarse de su mal, pero al conocer a Jesús, se dio cuenta que solo necesitaba creer, y una vez que el creyó, recibió la salvación de su alma y el perdón de sus pecados, en lo que se relacionan todas estas historias bíblicas es que todo lo que se necesita es creer y recibir. La vida de creencia es no hacer nada, no creer en nuestras obras sino solo en creer en Jesús.

 

 

Entre los pastores asistentes estuvo el director nacional del “Ministerio Internacional de Capellanes Unidos del Ecuador al Mundo Entero” pastor Juan Cárdenas, quien participó en el CLF 2019 de Estados Unidos, y al conocer sobre el evangelio de la Salvación invitó al Pastor David Kim a visitar a los capellanes y a sus congregaciones para que el evangelio se propague más ampliamente en el Ecuador.

Publicar un comentario