Sin comentarios aún

[Perú] Dios bendice a los adolescentes en Perú

 

El pasado 28 de julio se realizó el campamento de los secundarios en el distrito de Lurigancho-Chosica es un distrito de la provincia de Lima, ubicada en el departamento homónimo, en el Perú. Se sitúa en la parte oriental de la provincia, en la cuenca media del río Rímac.

 

 

 

 

 

El club Campestre Samaña fue el lugar donde los adolescentes pudieron compartir una semana de feriado recibiendo el corazón de Dios. Se realizó distintas actividades como juegos en las cuales los adolescentes pudieron unir sus corazones para poder ganar y llevarse el premio en un pequeño campeonato relámpago de futbol.

 

 

 

 

 

 

 

Las charlas de valores se pudieron realizar gracias a IMEI-Instituto Mundial Educativo del Intelecto donde el expositor Yefree Arias realzó la necesidad de un mentor en la vida del adolescente.

 

 

 

 

También se pudo apreciar presentaciones de danzas internacionales, musicales y la presencia de la banda esperanza.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, se pudo compartir la palabra de Dios para fortalecer el corazón de los participantes el Evangelista Roy Muños compartió acerca del sacrificio de Jesucristo por el pecado de cada una de las personas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Testimonio de participante, Estudiante Joseph (14)

 

“Para el campamento de adolescentes Dios me ayudaba, no tenía para mi entrada estaba confiando mucho en el corazón de mis padres. También me sacaron la batería de mi celular en el lugar donde estaba ensayando me sentí muy terrible preocupado, lo peor era ver que mi amigo me sacó la batería sin mi consentimiento por eso cerré mi corazón para él y para todos, le conté todo a un evangelista y él me dio un versículo en colosenses 3: 23-24 y todo lo que hagáis hacedlo de corazón como para el señor y no para los hombres sabiendo que el señor recibiréis la recompensa y de la herencia por qué a Cristo es el señor servís esta palabra fue mi promesa y así también me dijo a Jesús le azotaron le escupieron lo humillaron lo menospreciaron y aun así él no dijo nada como yo ya no quiero hacer nada de la danza porque me hicieron esto, sino al contrario Jesucristo avanzó y murió en la cruz por mí para perdonar todos mis pecados así yo pude recibir la palabra y subí a practicar la danza con un corazón abierto y podría decir que el campamento fue mi recompensa porque Dios me ayudó para cubrir mi entrada completamente ya no podía solamente esperar en mis padres sino reconocer a Dios estoy muy agradecido con los siervos y con la iglesia por permitirme participar de este maravilloso campamento gracias”.

 

 

 

 

 

Así de esta manera concluyó el campamento de adolescentes donde los participantes pudieron regresar con un corazón diferente con la esperanza que Dios trabaja en la vida de cada uno de ellos.

 

 

Publicar un comentario