Sin comentarios aún

[Perú] La bendición de Dios para Perú a través del Seminario Bíblico.

 

 

El regalo de Dios para Perú por las fiestas patrias fue el seminario bíblico que se llevó a cabo el 1 al 3 de Agosto en Lima en la sede de la Misión Buenas Nuevas más conocido como el edificio de Mahanaim donde el expósitos principal fue el Pastor Daniel Jo quien además es ministro principal de Perú, luego de participar del campamento de Corea retornó a Lima para transmitir el corazón de Dios que recibió a través del Pastor Ock Soo Park quien es el fundador de la Misión Buenas Nuevas a nivel mundial.

 

 

 

 

 


Las situaciones siempre estarán ahí, solo el evangelio es la solución.


 

El expositor compartió el libro de 1ra de Reyes 17:1-7 enfatizando que en la vida de creencia se tiene que tener la convicción de la palabra de Dios para no tener el sufrimiento, la persona no tiene paz porque no tiene la confianza en Dios.

 

Tener en claro que cuando Dios lo humilla a la persona tiene que recibir la humillación cuando Dios lo alaba tiene que tener el agradecimiento y no escapar.

 

En 1ra de Reyes 17:1 Elías tenía la convicción de la palabra luego tenía la comunión con Dios, la dificultad no es la dificultad, el principal problema es no tener la promesa de la palabra de Dios en el corazón.

 

 

 

 

 

 

 


Después de la salvación guardar la promesa de Dios es importante.


 

Luego de recibir la salvación satanás dice que el ser humano tiene que hacer algo para agradar a Dios pero la biblia dice que lo único que se tiene que hacer es guardar la palabra ya que él comenzó la buena obra y él también la terminará Filipenses 1:6 Dios comenzó la iglesia también la perfeccionará 1ra de Timoteo 4:4 porque todo lo que creo Dios es bueno, y nada es de desecharse.

 

 

 


Jesús puede solucionar lo que usted no puede.


Tal vez muchas personas se preguntan, “¿hoy yo pequé como puedo ser justificado si todos los días cometo errores?” Cristo hizo todo para el ser humano la Biblia nos enseña Romanos 8:37 antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Lo que la persona no puede solucionar Jesús si puede solucionar no cierre su corazón ante Dios.

 

 

 

 

 


Dios está conmigo, Dios me ayuda, Dios me escucha.


Última noche del seminario.

 

La 3ra noche inicio con el grupo esperanza entonando canciones como: el Señor viene, Cristo te ama, Cóndor pasa, los participantes con mucha alegría coreaban las canciones.

 

 

 

 

 

 

 

El expositor Ps. Daniel Jo compartió el libro de 1ra de Reyes 18:19-22, el ser humano siempre tendrá la dificultad, hay una voz que se levanta, dentro de las personas, satanás a través del pensamiento se manifiesta “tú vas a fracasar, tú vas a morir” pero a través de la biblia de la iglesia se puede escuchar la palabra de Dios, por otro lado la persona debe estar acostumbrado la exhortación es lo básico en la vida de creencia, cuando la persona tiene el corazón enaltecido no acepta la exhortación.

 

 


La dificultad no es el problema, Dios dijo que no nos desamparará.


 

Delante de Dios está prohibido mencionar que “Dios no está conmigo, Dios no me ayuda, Dios no me escucha”, porque es una mentira del pensamiento, Dios preparó el galardón para cada persona, creer y marchar delante de Dios, Hebreos 13:1-5 sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: no te desampararé, no te dejaré. Muchas veces el sufrimiento no es por Dios es por la autoconfianza en sí mismo, 1ra de Reyes 18:21 y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra.

 

 

 

 


Dios me permitió esta situación, somos transportadores de esperanza.


El corazón sube y baja pero Dios de la iglesia no cambia. Dos cosas tiene que estar muy clara, “Dios me permitió esta situación, somos transportadores de esperanza” el arrepentimiento y la fe son dos cosas básicas del cristianos, ¿qué es el arrepentimiento? No tengo la respuesta en mí, esto es el arrepentimiento, pero Dios va ayudar. A través de Elías, Dios quiere enseñarnos establecer la palabra en el corazón Dios está conmigo, Dios me ayuda, Dios me escucha, así con esta promesa concluyó el seminario dejando mucha esperanza en el corazón de los hermanos y los invitados.

 

 

 

Publicar un comentario