[Ecuador] La promesa de Dios se cumple a través del Congreso de Líderes Cristianos “Unidos por el Evangelio”

Durante este tiempo de crisis, necesitamos estar más cerca de Dios y mediante el Congreso de Líderes Cristianos CLF cientos de pastores y líderes han asistido a las conferencias dictas por el Pastor Juan Kim, Ministro Principal de la Misión Buenas Nuevas Chile, a través de las plataformas Zoom y Facebook, estás conferencias están cambiando a todo el continente sudamericano y llenándolo de bendición.

Del 7 al 8 de septiembre se llevó a cabo el Congreso de Líderes Cristianos “Unidos por el Evangelio” en Ecuador. Durante dos días cientos de pastores y líderes de Chile, Paraguay, Argentina, Brasil y Ecuador pudieron ser partícipes de este evento online donde el evangelio llegó al corazón de cada participante.

Para comenzar este evento varios pastores de Ecuador, durante los dos días, expresaron sus palabras de agradecimiento por la realización del evento y expusieron como el CLF ha cambiado su vida y la de los miembros de sus iglesias. El primer día, la banda Ebenezer de Ecuador, deleito con dos hermosas alabanzas, adicionalmente la Banda Esperanza de Perú animó a todos los pastores y líderes a escuchar la palabra traída desde Chile.

Durante las dos sesiones, el Pastor Juan Kim compartió la palabra de Dios a través de dos temas “El pecado y el juicio de Dios” y “La eterna redención”, los cuales profundizó mediante su testimonio, adicionalmente realizó una comparación del pecado que mora en las personas, el cual es similar a la enfermedad que padece una persona. A través del libro de San Juan 8; 30 el Pastor dijo “Jesucristo estaba conversando con los creyentes, porque Jesús quería enseñar algo más fuerte, el evangelio del señor explica sobre el perdón eterno”. El ministro Juan Kim navego por la biblia durante dos días explicando a los pastores y líderes sobre como Jesucristo es le Cordero de Dios, el cual es el único que puede conectarnos con el padre y llevarnos al cielo. El pastor dijo “Los mandamientos son como una radiografía, porque ahí podemos descubrir que tenemos una enfermedad, un virus el cual necesita ser curado por un doctor que es el señor Jesucristo”.

Para finalizar los pastores, líderes y hermanos expresaron su agradecimiento por la palabra de salvación que el Pastor Juan Kim trajo desde Chile la cual renovó el corazón y trajo esperanza a la vida de todos. Este tiempo es muy valioso para todas las personas ya que tienen mayor predisposición para escuchar el evangelio de salvación. La obra de Dios se manifiesta en las circunstancias más inesperadas, por lo que este CLF ha sido de gran bendición para todo el Ecuador.

 


Testimonios

En el año 2019 fui invitado por una persona de la MISIÓN BUENAS NUEVAS de Ecuador para asistir al CLF que se iba a realizar en Lima Perú en el mes de febrero decidí aceptar aquella invitación, y fue una verdadera bendición, en aquellas conferencias Dios fue tocando mi corazón al escuchar las predicas del Pastor Ock Soo Park, y tuve que aceptar que algo faltaba en mis enseñanzas.

Continué participando en los CLF, también el Pastor Noé Lee de la Misión Buenas Nuevas de Ecuador nos visitó, y hoy puedo decir que estoy enseñando el verdadero evangelio como está escrito en la palabra santa que es la Biblia, el año pasado quise estudiar en el seminario MAHANAIM pero no fue posible, pero hoy tengo la oportunidad de hacerlo gracias a la invitación del Pastor Noé Lee. Seguro que será de grande bendición, para mí para mi familia, para la iglesia donde sirvo a mi Dios Altísimo y Seguro para el pueblo donde resido, eso es la razón por la que quiero estudiar, y si me aceptan será una bendición más en mi vida. Seguro que sí.

Pastor Ricardo Oña, Iglesia Bautista Linaje Escogido, Ecuador

 


Mediante este CLF realizado el día 7 y 8 de septiembre impartido por el Pastor Juan Kim podía tener un gran tiempo de bendición, el día 7 el pastor nos compartía sobre los dos tipos de corazón que existen, el carnal y el espiritual, por la falta de conocimiento del corazón espiritual que existe en nosotros, no podemos conectarnos con el corazón que Dios había preparado, mediante el libro de San Juan 8:34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado, explicándonos la esclavitud que existía por el pecado. Explicándonos sobre como el corazón de Dios era entregarnos la libertad, para no vivir como esclavos del pecado.

El Pastor nos explicaba como su muerte fue en el tabernáculo celestial recalcando el versículo de San Juan 1:29, Jesucristo nos dio su salvación quitando el pecado antes de morir en la cruz. El corazón de Dios era entregarnos la libertad de la justicia mediante la fe en su hijo para no ser esclavos, la fe en la muerte de Jesucristo nos ha justificado gratuitamente. El pastor finalizó con el versículo de hebreos 10:14, Dios quería darnos la libertad de la esclavitud del pecado sin nuestras obras, solamente por la fe en que la muerte del señor Jesucristo nos justificó, nos santificó, así no acordándose ya más de nuestros pecados.

Estefania Tocaín, Misión Buenas Nuevas, Ecuador


 

Agradezco a Dios por el tiempo que nos permitió vivir a través del CLF. Escuchando la palabra del CLF, recordando que Jesucristo, como cordero de Dios, cargó en Él el pecado de todo el mundo, tenemos mucho agradecimiento de ver cómo la pandemia del COVID-19 está sirviendo para que el Evangelio se difunda por todo el mundo, para que pastores de distintas congregaciones se unan a través de la tecnología de zoom y puedan escuchar las buenas nuevas que dejó Jesús.

La pandemia, que a la vista de muchos parece un motivo de angustia, realmente es un tiempo de gran bendición. Antes del COVID-19 parecía que el evangelio en Ecuador se expandía muy lentamente, pero ahora, viendo a varios pastores conectados con el corazón de Dios, y agradecidos por haber escuchado el Evangelio puro, solo puedo dar gracias a Dios por su obra, porque Ecuador es un país bendito, porque cada vez más pastores están uniéndose al CLF y difundiendo asimismo en sus congregaciones.

Verónica Ayala, Misión Buenas Nuevas, Ecuador