[México] El primer Campamento Infantil de Invierno trajo la alegría del Evangelio a los niños en México y Latinoamérica.

 

 

Los días 6, 7 y 8 de enero, se llevó a cabo el primer Campamento Infantil de Invierno, con el fin de esparcir el gozo de la salvación a los niños, no solo de México sino también algunos otros países: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Suecia. La pandemia que cubre al mundo entero ha afectado a miles de niños en todo el mundo y les ha impedido salir de casa, es por eso que este campamento, organizado por la Misión Buenas Nuevas México, se trasladó a sus hogares por medio de Zoom, en el que 1,033 niños y 80 maestros participaron. Entre los participantes, 85 niños pertenecían a 5 instituciones infantiles, entre las que se encuentran: “Casa Hogar del Niño de Acapulco”, “Casa Hogar Vida Abundante en Acapulco”, “Centro de Asistencia Social Temporal Infantil en Toluca”, entre otros. Durante el campamento, también participaron 33 niños originarios de una etnia nativa del suroeste del estado de Oaxaca, el pueblo indígena llamado: los Chatinos, lugar en donde la Misión Buenas Nuevas se estableció desde hace un año; a pesar de las limitaciones de Internet y los medios de comunicación, los pequeños chatinos disfrutaron con entusiasmo de todas las actividades y recibieron en su corazón el mensaje de salvación.

 

 

El campamento estuvo lleno de divertidas sorpresas, un programa especialmente preparado para el deleite de los pequeños del hogar. Desde Villa Villancico, Chencho y Chany fueron los presentadores que dirigían a todos los pequeños participantes en las diferentes actividades del programa. Cada día los niños comenzaban con un divertido tiempo de baile, después realizaban un viaje por el mundo conociendo la cultura de países como: Rusia, Kenia y España, entre otros. Una de las actividades más divertidas fue el tiempo de arte y creatividad, en donde los niños echaron a volar su imaginación a través de sus manos, creando lindas manualidades con tema navideño; seguido por un tiempo muy especial, el tiempo de los testimonios, tiempo en el que los niños abrieron su corazón contando cómo han experimentado a Dios en sus vidas. Más actividades como el tiempo de cuentos, divertidos juegos y mímicas también estuvieron presentes para alegrar el corazón de los niños y que finalmente pudieran escuchar acerca el mundo espiritual de la Biblia.

 

 

Durante el tiempo de escuchar la predicación, los niños volcaron su atención cada día para aprender la historia del nacimiento de Jesús, el Salvador del mundo. La mayoría de los niños hoy en día piensan que la Navidad significa regalos, luces, comida y vacaciones, pero a través del Campamento Infantil de Invierno todos los participantes aprendieron que la verdadera Navidad es que Jesucristo vino al mundo para cargar el pecado de todos y darnos la verdadera felicidad. Aunque son pequeños de edad, la infancia es el tiempo perfecto para poder recibir este regalo de salvación tan maravilloso en el corazón.

 

 

El último día de campamento los pequeños disfrutaron del gran Concurso de Talentos, concurso donde los niños demostraron talentos increíbles, venciendo sus temores presentando entretenidas presentaciones. Las premiaciones quedaron de la siguiente manera: en 1er lugar fue para Juan Carlos Barragán de la ciudad de Tijuana, con arte en plastilina representando una de las enseñanzas del pastor Ock Soo Park, en 2do lugar quedaron Lupita y Andrea Vázquez de Atizapán, Estado de México con una presentación artística en patines, y en 3er lugar fue para Isaac Rodríguez Monge del estado de Puebla, con una presentación musical de solo de violín.

 

 

Aunque en el invierno prevalece el frío, los niños participantes del Campamento Infantil de Invierno calentaron su corazón con el evangelio y con las divertidas actividades. Los niños alumbrarán un futuro incierto por medio de sus vidas que ahora están iluminadas por el Evangelio.

 

 


 

TESTIMONIOS

 


 

“Hola, tengo 12 años vivo en la ciudad de Guadalajara, México, mi amiga Victoria que pertenece a la sede de Cuautitlán me invitó a este campamento, me gustó muchísimo todo lo que vi y aprendí, yo no sabía lo que significaba la verdadera Navidad ahora entendí que Jesús nace en un corazón humilde, qué el hizo un sacrificio por mí para perdonarme y limpiarme de mi pecado, yo creo lo qué Jesús  hizo por amor por mí y ahora me siento feliz porque ya no tengo pecado antes no lo entendía y ahora veo que realmente Jesús es un gran regalo. Gracias.”

Claudia Estefanía Guerrero Pérez / Guadalajara, México (participante)

 


“Mi nombre es Llaneydry, soy de Guatemala y tengo 12 años, para mi el Campamento Infantil de Invierno fue muy bonito y especial ya que recibí el regalo de la Navidad, y es que Dios nació en mi corazón. Fue de gran bendición poder participar en este campamento ya que aprendí más sobre el nacimiento de Jesús y cómo murió por mis pecados. Las actividades estuvieron muy bonitas, también la manualidad. Espero que se pueda volver a repetir para seguir aprendiendo más y recibir bendiciones, ¡gracias!”

Llaneydry Joselin / Guatemala (participante)

 


 

“Mi nombre es Samuel, tengo 11 años y vivo en Coahuila, México. Muchas gracias por el tiempo que pasamos en el campamento, me gustaron todas las actividades, sobretodo los juegos. Lo que más me gustó fueron todas las enseñanzas, en especial el nacimiento de Jesús nuestro Salvador, esa es la que más me gustó. También la actividad de los retos me gustó mucho, en especial el espía. También, las manualidades de Navidad me gustaron bastante, así como las historias que nos contaron, me divirtieron mucho. Yo quedé sin pecado en mi corazón, ahora Cristo vive en mi, este campamento fue muy bueno para mi corazón. ¡Muchas gracias por todas las actividades del campamento!”

Samuel Sajid Hernández Acevedo / Coahuila, México (participante)

 


 

 

“Buenas tardes yo quiero agradecer a Dios primeramente por ver la obra de Dios en este campamento de niños en línea, porque en verdad estuvimos orando porque el internet fuera estable, porque aquí en Oaxaca hay mala señal de internet, hoy vimos la obra de Dios porque estos tres días el internet estuvo muy bien y llegaron muchos niños, casi todos los que invitamos vinieron, hasta los que no estaban inscritos, eso solamente es obra de Dios. Estoy muy agradecida con Dios por el internet, pero también porque los papás permitieran que los niños vinieran a ver el campamento, vi que los niños estaban muy contentos, haciendo sus manualidades, algunos preguntaban si habría otra vez mañana. Estoy muy agradecida por la obra que Dios ha hecho en este campamento de niños, eso es todo. ¡Gracias!”

Marcelina Osorio Sánchez / Oaxaca, México (Mamá)

 

 


 

“Hola buen día mi nombre es Angélica y quiero agradecer a cada uno de ustedes el tiempo, el esfuerzo y sobre todo el amor con que han colaborado en este campamento. Quiero decirles que ha sido de gran bendición para mi hijo Samuel, sin duda esta semana ha sido muy diferente lo he visto contento, lo he visto cantando, lo he visto entusiasmado por esperar la clase siguiente, él no quisiera que se terminara el campamento porque de verdad es muy divertido y tiene grandes enseñanzas sobre todo la palabra del Señor y quiero decirles que muchas gracias, que Dios les siga bendiciendo y que Dios prospere cada uno de los proyectos que ustedes emprendan en el futuro. Bendiciones.”

Sra. Angélica / México (Mamá)

 

 


 

“Agradezco a Dios por este campamento organizado para los niños, pude ver el trabajo de Dios, desde el contacto y búsqueda de los niños hasta el transcurso del evento. Ahora estoy viviendo en mi pueblo que se llama San Rafael Caleria, Córdoba Veracruz, aquí pude invitar a algunos niños, dos de ellos participaron en el concurso de talento, gracias a este concurso los tres niños pudieron escuchar el Evangelio, sus familias son católicas por esta razón al inicio no permitían su participación, pero Dios es grande y al final ellos escucharon el Evangelio, estaban atentos escuchando la palabra, aunque hubo momentos de distracción, quedaron muy contentos y desean seguir participando en la escuelita Carrusel de Estrellitas. Este hermoso trabajo es la obra de Dios, además cinco niños más de mi ciudad estuvieron participando en otras líneas con otras maestras, además tres alumnas de la escuela primaria donde laboro participaron, ellas también concursaron, no ganaron, pero esto hizo que estuvieran participando los tres días en el campamento. Por eso estoy agradecida, porque Dios tiene misericordia de mi vida y me dio esta gracia.”

Fabiola Quilacio Milliam / Tehuacán, México (maestra)

 


 

 

“Buenas tardes, quiero agradecer y expresar que estamos muy contentos por el campamento de niños, agradecemos que haya gente como ustedes que se dedican a esta labor sin ningún interés. Nuestros niños especialmente están muy contentos, les gustaron mucho las pláticas.  Ellos son niños que han enfrentado situaciones muy duras y difíciles, por esto agradecemos la labor que hacen con ellos, les felicitamos por este evento, muchas gracias.”

Elba Escobar Sánchez / Director de Fundación Infantil en México (participante)

Twitter Facebook WhatsApp