[Latinoamérica] Miles de líderes cristianos se reúnen en el CLF Latinoamericano para refrescar su corazón con un profundo estudio del libro de Hebreos

 

 

Durante los días 8 y 9 de febrero, se realizó una edición más del Congreso de Líderes Cristianos en Latinoamérica, dirigido por el Pastor Pablo Shin, Director del CLF en México, Centroamérica y El Caribe, participaron un total de 3,923 pastores, líderes cristianos e invitados. El tema de este CLF fue: “La Perfecta Concordancia entre Levítico y Hebreos”; el CLF fue transmitido por Zoom, así como por las cuentas oficiales del CLF Latinoamericano en Facebook y YouTube, alcanzando 41,937 líneas enlazadas durante los dos días. Gracias a las herramientas digitales que Dios nos ha permitido, este CLF recibió participantes de diferentes países: México, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Ecuador, Colombia, Chile, Bolivia, Argentina, Perú y Estados Unidos.

 

 

El programa comenzó con los testimonios de pastores que han asistido al CLF; compartieron sus impresiones y externaron agradecimiento al CLF por la bendición que han recibido de parte de Dios por medio de este ministerio internacional. La oración inicial del primer día estuvo a cargo del pastor Juan Manuel Medina, Presidente de la Alianza Evangélica de Guatemala; mientras que el Capellán Miguel Muñoz, Teólogo y Ex Director Ejecutivo de la Confraternidad Evangélica de Honduras, dirigió el tiempo de oración en el segundo día.

 

 

Además, el pastor Rigoberto Vega Alvarado, Presidente de la Federación Alianza Evangélica Costarricense, y el Dr. Marco Pérez, Presidente del Hospital Clínica Bíblica de Costa Rica, brindaron palabras de felicitación y agradecimiento a la Misión Buenas Nuevas y al Congreso de Líderes Cristianos por el trabajo realizado en Latinoamérica y el mundo, por compartir con gran fuerza el Santo Evangelio, con un enfoque tan profundo, bendiciendo a miles de líderes evangélicos.

 

 

No podía faltar el tiempo musical; antes de cada prédica, el Grupo Alba de México y el Grupo Ríos de Vida de Costa Rica, deleitaron a los participantes con bellas y alegres alabanzas a Dios, como “La Gloria de Dios”, “Pan de Vida”, “Mi Paz”, entre otras.

 

 

En este CLF Latinoamericano, el pastor Pablo Shin realizó un profundo estudio del libro de Hebreos, y de cómo concuerda perfectamente con el tabernáculo y los sacrificios que aparecen en el libro de Levítico, dejando claro a través de la Escritura que aquellas sombras escritas en la ley de Moisés, simplemente eran una muestra de cómo nuestro Gran Sumo Sacerdote, Jesucristo, el Cordero de Dios sin mancha, iba a darnos eterna redención, eterna santificación y limpieza de nuestros pecados por medio de su sacrificio en la cruz.

 

 

Desde el primer día, basándose en los capítulos del 1 al 7 de Hebreos, el pastor Pablo Shin compartió:

“Jesús experimentó la muerte para librarnos del pecado, para destruir a Satanás; y explicó el significado de no descuidar una salvación tan grande, lo que significa, no desechar el evangelio, sino como dice 1 Corintios 15:1-4, retener la palabra de Dios.

Todas las ordenanzas que Moisés ha dado son sombras de los vienes venideros, fueron testimonios de lo que iba a venir por medio de Jesucristo, sin embargo, el pueblo hebreo solo se aferró de manera literal a la ley y a las letras, sin ver a Cristo. Compartía el Expositor que todo aquel que cree que Cristo ha terminado con todo el pecado, entra en el reposo de Dios y descansa, por el resto de su vida vive en el verdadero día de reposo. Jesús, nuestro Gran Sumo Sacerdote, día y noche intercede por nosotros delante de Dios, debemos acercarnos confiadamente al trono de la gracia, aunque fallemos y seamos débiles, teniendo la fe en Jesús, recibimos el oportuno socorro; Dios prometió y juró bajo su propio nombre esta gran verdad”.

En el segundo día enseñó con base en los capítulos 8 al 13:

“El Gran Sumo Sacerdote Jesucristo, no ministra en el tabernáculo terrenal sino en el celestial, en donde el tiempo no transcurre, en el cielo solo hay eternidad. Nuestro Señor Jesucristo trajo la certeza del perdón eterno de nuestros pecados, nos rescató, nos redimió, por la sangre de Cristo podemos acercarnos a su presencia; a pesar de nuestra debilidad humana, Dios nos trajo paz y reconciliación por medio de Cristo y, aunque tal vez no lo sabíamos, la voluntad de Dios fue hacernos santos. Amados consiervos, ante los ojos de Dios ustedes son perfectos y competentes para predicar las buenas nuevas de Jesucristo, el verdadero pecado es pisar y menospreciar la sangre de Jesús, no creer en esta obra de redención eterna. Queridos consiervos y líderes en Latinoamérica, el libro de Hebreos nos ‘bombardea’ con el amor de Dios, creo que ustedes han saboreado cuán delicioso es este libro, Cristo nos salvó y nos justificó; no solo eso, sino que sigue intercediendo delante del Padre por nosotros; mientras sigamos aquí serviremos a su Santo Evangelio con gran gozo, ¡Gloria a Dios!”.

 

 

A través del Congreso de Líderes Cristianos, Dios quiere seguir fortaleciendo los ministerios y corazones de miles de pastores y líderes cristianos latinoamericanos. Dios está levantando verdaderos siervos del Evangelio que anuncian este mensaje de esperanza, el mensaje del perdón de pecados a millones de personas que tanto lo necesitan. Cada vez un mayor número de pastores se unen al CLF, lo que refresca su espíritu y trae fuerza al corazón y descanso a sus vidas.

 

 


 

TESTIMONIOS

 


 

“Excelente exposición de la Palabra. La seguridad de nuestra justificación tiene como base el sacrificio de Cristo, confirmado por su Palabra recibida por fe sin obras de la ley.  Hebreos 1: Cristo la Palabra final de Dios. Superior a los ángeles. Hebreos 2: La gran importancia de oír, recibir y retener la Palabra, equivale a no descuidar una gran salvación. Hebreos 3: Comparación entre Moisés y Cristo, porque los Hebreos estaban aferrados a Moisés, la ley o Torá. La Ley contiene sombras de los bienes venideros únicamente. Ni Moisés ni Josué, pudieron dar el verdadero reposo, Cristo es el verdadero reposo. Jesús explicó los 10 mandamientos señalando la profundidad de la necesidad del cambio verdadero del corazón y no sólo de apariencias. Hebreos 4: Cristo es nuestro reposo. Hebreos 5: Cristo es nuestro Sumo Sacerdote por voluntad del Padre, según el orden de Melquisedec. Hebreos 6: Nuestro Dios usa su nombre para darnos seguridad de su promesa. Hebreos 7: Al haber cambio de sacerdocio también hay cambio de ley. La ley de la gracia y la fe. Su palabra nos afirma y establece en seguridad, debemos retener esto y acercarnos confiadamente al trono de la gracia. Cristo es el oportuno socorro.”

Pastor Marcos Cruz Moncada / Acapulco, México

 


 

“Excelente la presentación del Santo Evangelio de Jesucristo, la manera en que nos fue llevando el pastor Pablo Shin del capítulo 8 al capítulo 13 de Hebreos; ahora tenemos un Gran Sumo Sacerdote, Cristo Jesús, que se sentó al lado del trono del Padre, habiéndose ofrecido una vez y para siempre, habiendo obteniendo eterna redención para nosotros que hemos oído y creído el Santo Evangelio de Jesucristo y porqué la voluntad de Dios es nuestra santificación, hemos de permanecer firmes sin fluctuar, sin movernos después de haber oído y creído y, por lo tanto, si según mi óptica soy inútil y falto, según la óptica de Dios soy competente, porque mi competencia viene de Dios, ya que nuestro buen Señor, nuestro Gran Sumo Sacerdote Cristo Jesús, está siempre intercediendo por nosotros. Mi corazón está agradecido con Dios y le alabo y le bendigo por este CLF, porque el glorioso Evangelio de Jesucristo me anima a seguir creyendo y viviendo para Él, sirviéndole, anunciando estas buenas nuevas. Amén.”

Pastor Carlos Angulo Monroy / Ciudad de México

 


 

“Una bendición haber escuchado el estudio del pastor Pablo Shin, la verdad me bendijo mucho, cómo la justicia de Dios se revela a través de Jesucristo contra toda injusticia de los hombres y cómo la gracia de Dios es ahora revelada a través de Jesucristo. Pudimos entender cómo la ley tuvo un papel importante al revelar al hombre su pecado, pero las ordenanzas de la ley, en realidad fueron ordenanzas que Dios las suplantó al venir Jesucristo porque a través de él se manifestó la gracia de Dios, aquella ley en realidad revelaba al hombre su pecado. Cómo también Hebreos expone que la ley y los profetas cumplieron una función antiguamente, pero que ellos apuntaron hacia Jesucristo y que la ley fue sólo sombra de lo venidero, Cristo es mejor que la ley. Fue muy enriquecedor haber escuchado al pastor Shin, en realidad fui muy bendecido por la enseñanza.”

Pastor Gilberto Carlo / Santo Domingo, República Dominicana

 


 

“Quiero dar gracias al Señor por las enseñanzas del pastor Pablo Shin; la palabra estuvo muy pero muy interesante y muy provechoso para nosotros, y estamos aprendiendo sobre la redención, creo que es algo muy importante para que nosotros aprendamos eso, porque la redención es lo que Jesús hizo derramando su sangre, por su sangre Él nos limpió y Él nos redimió del pecado; nosotros somos redimidos del pecado. Jesús dijo también que Él no conoció pecado, pero por nosotros se hizo pecado, para que nosotros fuésemos la justicia de Dios en Él. También aprendí bastante sobre el sacerdocio, Jesús era el sacerdote según el orden de Melquisedec dice la palabra, Hebreos nos enseña muchas cosas y muy importantes, todo lo que estamos aprendiendo es importante para todos nosotros, los pastores siempre necesitamos aprender. Doy la gloria al Dios Eterno por el pastor Pablo Shin que nos está enseñando, queremos cada día aprender más. Yo los bendigo y les doy gracias por esta enseñanza.”

Pastora Mireya Araya Campos / Costa Rica

 


 

“Gran enseñanza del libro de Hebreos. Considerando los primeros 7 capítulos, de gran interés y enseñanza. ¿Quién es justo? El que se arrepintió, aceptó la obra de Cristo en su corazón, por fe. Hoy estudiamos el libro escrito a los Hebreos que se han convertido al cristianismo. La evidencia de nuestra salvación: Cristo me amó, me justificó, me salvó, habiendo obtenido eterna redención.”

Pastora Aurora Orquídea Flores Ruiz / Guanajuato, México

 


 

“La lectura e interpretación del libro de Hebreos, por parte del pastor Shin, me ha permitido entender mejor porqué la sangre preciosa de Jesucristo fue derramada para hacernos justos y perfectos ante la presencia de Dios. Me conmovió darme cuenta, a través de varios versículos, cómo nuestro sentido de autosuficiencia e incredulidad nos ha separado de un regalo tan precioso y grande como lo es el perdón eterno de nuestros pecados. Regalo que Jesucristo nos dio hace más de dos mil años al ser puesto como ofrenda expiatoria una vez y para siempre. Pero luego, me maravillé al saber que el acceso al lugar santísimo en el cielo está abierto para los que sabemos que en su cuerpo resucitado y glorioso están las heridas que son evidencia de nuestra justificación y que le permiten interceder por nosotros como el gran sumo sacerdote en la casa de nuestro padre Dios. En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. ¡Amén!.”

Líder Angélica Rodríguez / La Lima, Honduras

Twitter Facebook WhatsApp