[Latinoamérica] Seminario Bíblico Online con el Pastor Ock Soo Park

 

Por la gracia de Dios, la Misión Buenas Nuevas, junto con el fundador, el Pastor Ock Soo Park, llevaron por transmisión online la luz del evangelio a lo largo de Centro y Sudamérica, con el Seminario Bíblico Online, celebrado durante cinco días, del 10 al 14 de mayo. Este Seminario Bíblico fue transmitido por las cuentas oficiales de Facebook y YouTube de la Misión Buenas Nuevas Latinoamérica, registrando 282,296 líneas enlazadas, 23,377 compartidos, 24,759 comentarios y 144,169 reacciones. Además, fue transmitido por medio de 152 emisoras de Radio y Televisión en 14 países; tan solo a través del Canal Enlace, la televisora cristiana más grande de América Latina, 120 millones de televidentes vieron la transmisión, llegando a un total de 160 millones de personas alcanzadas a través de los medios de comunicación.

 

 

Diferentes invitados distinguidos brindaron palabras de felicitación y agradecimiento, entre los cuales se encontraban: Raquel Sánchez Ríos, Pastora de la Iglesia Roca Eterna en México; Mario Verdugo, Pastor principal de la Iglesia Casa de Sión en Chile; Juan Ramón Guillen Lugo, Pastor y Presidente de la Iglesia Encuentro con Jesús de Paraguay; Rubén Darío Cerdán, Fundador de la Iglesia Acción de Fe en Argentina; Giovanni Alberto Marroquín, Vicepresidente de la AEM de Guatemala y Marcelo Oscar Parrella, Presidente del Ministerio Internacional UniCristo en Brasil.

 

 

Como en cada Seminario Bíblico, el Coro Gracias estuvo presente con hermosas y alegres alabanzas.

 

 

El Pastor Ock Soo park, expositor principal del Seminario Bíblico compartió de una manera tan clara y simple el evangelio durante 9 sesiones. Enseñó que el día de Reposo es sombra de Jesucristo, se refiere a que mediante su sacrificio en la cruz hemos sido despojados de la carga de todo nuestro Pecado, dejándonos completamente libres de pecado. Con ejemplos muy sencillos pero profundos, conectó el corazón de los participantes al corazón de Jesucristo. El Pastor Park expresó: “De la misma manera en que la electricidad es transmitida a un aparato y lo hace trabajar, cuando tenemos un mismo corazón con Jesús, su santidad y su amor vienen a nosotros transformando nuestra vida, haciéndonos nuevas criaturas. Si una lavadora no está conectada a la electricidad no puede trabajar, pero con la electricidad, el motor trabaja, no existe persona que no sea transformada cuando Jesucristo llega a su corazón. El hombre asaltado por los ladrones fue salvo, no hizo absolutamente nada, la salvación debe lograrse solo por medio de Jesucristo.”

 

 

Del mismo modo, el expositor compartió cómo Dios no quería que el hombre se acercará a Él mediante la ley, porque mediante ella recibe la destrucción, por ello guardó la ley dentro del arca del pacto, cubriéndola con el propiciatorio, el lugar de la misericordia; así, Dios no desea que abramos el propiciatorio, para que no miremos la ley, pues en ella solo hay maldición, Jesucristo nos rescata del pecado, nos dice: “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”, Dios es el Juez, si me dice justo, santo y limpio, entonces lo soy. En Isaías 44:22, la palabra de Dios nos dice “yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados vuélvete a mí porque yo te redimí”, si somos pecadores Dios no puede llamarnos justos, jamás Dios a un pecador lo llama justo, si no que somos justos a través de la Sangre de Cristo en la cruz. El Pastor Park finalizó diciendo: “Nuestra salvación ha sido 100% por la gracia, gratuita, nos dejó más blancos que la nieve, no se esfuercen por ganar la vida eterna, Jesús ya los ha hecho perfectos y limpios”.

 

 

De una manera clara y maravillosa, el poder del evangelio llegó a millones de latinoamericanos por medio de este Seminario Bíblico Online. La seguridad de la salvación y el perdón de pecado se ha quedado grabada en el corazón de todos los participantes. La Misión Buenas Nuevas seguirá compartiendo incansablemente este mensaje de esperanza en el futuro, por medio de diferentes y variadas transmisiones.

 


TESTIMONIOS


 

 

Rosario Hernández Aguirre / Sede: Cuautitlán / México

“Hoy por la gracia de Dios y la palabra que su siervo el Pastor Ock Soo Park, explica con tantos ejemplos vividos a través de sus viajes a diferentes países, abre mi mente de una manera extraordinaria. Primero, saber que por gracia tengo salvación desde hace más de 2000 años atrás, pues su palabra dice ‘en esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre’, así en el corazón del Pastor Park estaba el fundar la Misión, lo que ya había hecho Jesús. Así por mi naturaleza pecaminosa durante un tiempo me era imposible creer, por eso fracasaba y no sabía por qué, pero ahora, veo claramente el Evangelio y la necesidad de ser guiada por el siervo, así como en la meditación de la palabra y el servicio en las actividades de la iglesia que me mantienen en los negocios de mi Padre, conociendo cada día más su corazón y no ser tan solo ayuda sino instrumento en las manos de Jesús para su honra y su gloria, Dios los bendiga.”

 


 

Lucía Rojas / Sede: Cuautitlán / México

“Agradezco a Dios que me da la oportunidad de disfrutar este hermoso tiempo escuchando su bendita Palabra, a través del Pastor Ock Soo Park, es muy grato para mí corazón, recibir las enseñanzas en este seminario cada día, el día de hoy el Pastor compartió Éxodo Cap. 25:10-22 nos habló del arca, nos explicó cómo Dios creo la ley para que conociéramos el pecado, y las guardo dentro del arca y las tapo con el propiciatorio que  significa, lugar de la misericordia, y para que nadie la abra los querubines la cubren, nos hace saber con la Biblia que nosotros no podemos ser justificados por la ley sino por la Sangre de nuestro Señor Jesucristo ahora yo reafirmo mi salvación.”

 


 

Olivia Álvarez / Sede: Cuautitlán / México

“Muchas Gracias damos al Pastor Ock Soo Park porque siempre nos lleva al camino de la fe creyendo en el poder de la palabra de Dios podemos ser libres de nuestros pensamientos que nos alejan de Dios. Yo me identifico con ese hombre que no creía lo que decía el Versículo, que nos hizo perfectos, muchas Gracias porque el escuchar una y otra vez el evangelio, limpia nuestro corazón de muchas cargas y de querer hacer lo bueno y no confiar en la palabra.”

 


 

Fabiola Quilacio Milliam / Sede: Tehuacán / México

“Este Seminario Bíblico trae esperanza a muchas personas invitadas que recibirán el Evangelio, escuchando de manera fácil como Jesucristo es el único responsable de nuestra salvación, nadie puede salvarse así mismo, mucho menos salvar a otros, y que Jesucristo está ministrando eternamente por nosotros. Jesucristo nos hace perfectos y santificados. Estas palabras tienen poder si alguna persona las escucha y su corazón está preparado creerá y Dios hará lo que desea con su palabra y no regresará vacía. Con estos Seminario Bíblico tengo la esperanza de que Dios quiere llegar a muchas personas, y quiere hacer viva su palabra cuando dice que todo el mundo se salve y obtenga la vida eterna mediante la sangre de Jesucristo. Tan fácil es está frase: Jesús limpio nuestro pecado. Y creer esto con el corazón me permite tener una relación con Dios y su hijo Jesucristo, gracias al Pastor Ock Soo Park, por dejar que Dios usará su vida entera para el Evangelio. Y seguir en este trabajo de Dios dando esperanza en este mundo que no ofrece nada.”

 


 

Blanca Arellano / Sede: Cuautitlán / México

“Doy gracias a Dios por la gran salvación que me ha dado a través de la sangre de nuestro Señor Jesucristo, por su sacrificio hecho en la cruz donde limpio todo mi pecado. Dios nos enseña que nada podemos hacer para obtener la salvación, Satanás nos engaña haciéndonos creer que podemos hacer obras para obtenerla, pero así como el hombre asaltado por los ladrones nada podía hacer, solo el buen samaritano que representa a Jesucristo pudo rescatarlo, Jesucristo llegando a nuestra vida vana e inútil vino para salvarnos. Gracias a Dios por su gracia y misericordia que nos da a través de la Iglesia y los Siervos, en donde somos cuidados y guiados a su voluntad. Amén.”

 


 

Rocío Ramírez Celaya / Sede: Pachuca / México

“Agradezco a Dios por este tiempo que nos permite escuchar y reflexionar en su palabra a través de su siervo, en nuestra vida se presentan dificultades, la semana pasada mi esposo enfermo y también mi hija, me sentía muy difícil ya que muchos pensamientos surgían y por esto yo no me podía acercar a la palabra de Dios, Él no quiere que nos acerquemos viéndonos a nosotros mismos por nuestra condición o por ley, Él cubrió perfectamente la ley  por esto podemos recibir su gracia para recibir su misericordia, Jesús viendo a él asaltado por ladrones no paso de largo como el levita o el sacerdote, Jesús fue movido a misericordia el testimonio que compartía el pastor tocaba mi corazón, cuando unimos nuestro corazón con el corazón de Jesús Dios trabaja, por eso estoy tan agradecida con Dios  por ver su compañía, él siempre está con nosotros, no nos abandona, doy la gloria a Dios por sus muchas misericordias.”

 


 

Celia Ordoñez Téllez / Sede: Pachuca / México

“Doy muchas gracias a Dios por este gran Seminario Bíblico, que Dios me permite ser testigo de esta gran obra que Dios ha preparado para que miles de personas puedan recibir salvación y el perdón de sus pecados y así obtener la vida eterna que Dios Nuestro Señor prometió. Amén. El gran siervo de Dios está compartiendo la palabra de una forma tan clara, tan precisa, y eficaz. Que cualquier persona que escuche este Seminario puede recibir la salvación. Tengo gran agradecimiento. a Dios y Jesucristo.”

 


 

Norma Cabrera Villanueva / Sede: Querétaro / México

“La mujer samaritana, aceptó la palabra de Dios, dijo ‘señor deme ese tipo de agua’, Dios le decía ‘el que viene a mí no tendrá sed jamás’, no había agua que quitará la sed de aquella mujer para siempre, ante su vista estaba mal, pero acepto y camino con Dios creyendo en su palabra, así al igual nosotros aunque a veces nos veamos faltos, pero creyendo en la palabra de Dios hemos sido limpios y justos, aunque a nuestra vista no lo vemos, creyendo en la justificación de nuestro señor Jesucristo, lo somos.”

 


Amelia Mendoza / Sede: Atizapán / México

“Estoy agradecida con Dios por que nos permite estos seminarios y nos muestra su palabra a través de sus siervos. En donde nos explican que la Salvación es por gracia y no por obra, por nosotros mismos no podemos obtener el perdón del pecado, sino por la ofrenda perfecta que es en Jesucristo y el derramamiento de su sangre en la cruz, así nos hizo santos justos y perfectos. También aprendí lo importante que es llevar las buenas nuevas a las personas para que también reciban la salvación, y no quedarnos para sí mismos este precioso evangelio, sino anunciarlo.”

 


 

Armando Castillo / Sede: Atizapán / México

“Ha sido una bendición poder escuchar la palabra de alguien a quien Dios ha permitido verdaderamente practicar la fe. Tantas anécdotas de gran edificación y testimonio hacia nosotros, relata con gran alegría el Pastor Ock Soo Park. El escuchar cómo los israelitas a unánime voz aceptaron cumplir la ley, mas cuando esta fue sellada y custodiada por dos querubines solo me hace glorificar a Dios, por su gran misericordia que ha tenido hacia nosotros, pueblo de dura cerviz. Finalmente, los cuatro hombres leprosos pudieron cómodamente comer las sopas qué los sirios dejaron al huir, pero ellos fueron a anunciar las buenas nuevas. Grande es el Señor que nos dejó un gran legado en la biblia para que nosotros comprendamos el corazón de Dios. Muy agradecido por el seminario online.”

 


 

Dolores Domínguez / Sede: Atizapán / México

“Durante estos días escuchando el Seminario Bíblico algo que se quedó guardado en mi corazón es la Palabra de Lucas 10:25-37, tantas veces he escucho acerca del Buen Samaritano y el Pastor explica que hay dos maneras de leer la biblia… ¿cómo está escrito? Y ¿cómo lees?, dos caminos diferentes, Jesucristo pudo haber dicho… así está escrito y ya… pero no fue así. Del mismo modo muchas veces la gente interpreta conforme su pensamiento. Por eso la vida de fe se lleva conociendo exactamente la biblia. Conocer que yo no puedo ser el Salvador, sino que soy salvado y que fue Cristo quien hizo todo. Nosotros no podemos hacer lo que hizo el buen samaritano, es imposible. De esta manera podemos conocer el verdadero día de Reposo, que es Jesucristo. Por esa palabra yo estoy muy agradecida delante de Dios. Gracias.”

 


 

Hugo Castilla Rivera / Sede: Tehuacán / México

“Hoy quiero darle gracias a, Dios por las predicaciones, que Dios nos ha permitido mediante el Pastor Ock Soo Park, yo estoy aprendiendo del Seminario Bíblico, y entiendo el evangelio con bastante claridad, y profundidad, el Pastor nos predica cómo Dios pedía a Moisés los sacrificios para la expiación del pecado, y este mismo al consumarse era olor grato para Dios. Hoy en día, nos permite conocer que ya no es necesario hacer sacrificios terrenales. Sino a través del nuevo pacto que Dios tiene con nosotros mediante el sacrificio de su hijo Jesucristo quien murió en la cruz. El Pastor Ock Soo Park nos explicó cómo la ley nos culpa, para reconocer que somos pecadores, pero mediante la gracia de Jesucristo somos salvos por el sacrificio hecho en la cruz. La claridad con la que el Pastor Park comparte el evangelio y el testimonio vivo de como Dios le sanó cuando enfermó de su estómago, muchos años el Pastor en todo el mundo ha compartido el evangelio, nos da testimonio con su vida, gracias a Dios, porque el evangelio me liberó de mi pecado, ahora soy libre, santo y justo, delante de los ojos de Dios. Seguiré invitando a pastores, líderes y personas, para que escuchen este bendito evangelio.”

 


 

Brenda Maceda / Sede: Tijuana / México

“Quiero compartirles, cómo Dios me ha hablado a través de este seminario, es muy bendito, recordar la obra que nuestro Señor Jesucristo hizo. Entiendo que todas las cosas son permitidas por Dios, me dio mucha esperanza y paz, ya que ahora sé que las cosas provienen de Dios, Él permite todo. Tiempo atrás yo intentaba hacer todo por mí misma, pero escuchando la palabra del Pastor Ock Soo Park recuerdo que, Dios lo hace todo. En algún tiempo de mi vida yo quería, y anhelaba en mi corazón, agradar a Dios. Con mis obras lo intentaba una y otra vez, pero no podía, al contrario, siempre fracasaba y me sentía condenada, al verme así, sufría mucho por mirar mi pecado. Hoy doy gracias a Dios porque a través de la sangre de Jesús, soy justa y no tengo pecado, deje mi pensamiento y ahora puedo, ser uno solo con Dios, ya no vivo yo, Cristo vive en mí, y mi vida ahora es bendita.”

 


 

Twitter Facebook WhatsApp