Misión Buenas Nuevas

 

23 y 24 de junio, se realizó el CLF en Cd. Madero, Tamaulipas, con el pastor Pablo Shin, presidente del CLF México, Centroamérica y el Caribe, como expositor. En esta ocasión, 200 pastores y líderes cristianos participaron en este encuentro. El tema del congreso fue: “El Tabernáculo del Antiguo Testamento para los Tiempos Modernos”.

 

 

Las alabanzas a Dios, dirigidas por el Grupo Alba, alegraron los corazones de todos los participantes.

 

 

El Pastor Pablo Shin, expositor de este congreso, habló principalmente sobre el trasfondo del tabernáculo, cómo es importante conocer bien este tema principal para la vida espiritual. Mencionó que después de la caída del primer hombre, Dios tuvo que planear cómo es que el ser humano recibiría la salvación. Mediante la fe, Abraham fue justificado, pero después de su fe, Jesucristo señala a Abraham como señal del pacto. Si una persona piensa o cree que es justificado mediante la obra, está no se le tomará como gracia, sino como deuda. Poniendo como ejemplo la historia de la mujer sorprendida en adulterio y la del paralítico del estanque de Betesda, el pastor explicó que la verdadera justicia no se recibe por las obras o por los méritos humanos, sino por la fe.

 

 

También, el pastor enseñó acerca del peligro de apoyarse en el cumplimiento de la ley para presentarse delante de Dios; Moisés en el monte Sinaí, recibió las tablas de la ley, preguntando a todo el pueblo si ellos la cumplirían; en el primer día que la ley ingresó, más de tres mil personas fueron asesinadas. “Debemos de nacer de nuevo para llegar a Dios, nuestro esfuerzo para salvar nuestra alma no sirve, ninguna persona que permanezca bajo la ley logra ser justificado, la ley fue enviada para el conocimiento del pecado; Moisés, sombra de la ley, logró llevar al pueblo hacia la salvación, haciendo que todos creyeran y tuvieran entrada al reino eterno; la ley nos lleva al pie del salvador, cuando uno llega a este punto, el servicio de Moisés termina. Gracias a la obra de Jesucristo, hemos sido justificados y santificados para siempre, no se llamen más pecadores, en la cruz Él borró completamente su pecado, consumado es, gloria a Dios”, enseñó el pastor Shin.

 

 

TESTIMONIOS

Twitter Facebook WhatsApp