¡Un anuncio publicitario que pueden ver todos los vehículos que pasan por la autopista en el centro de la ciudad!

 

En dos lugares de la autopista la Cantata Navideña fue anunciado 990 veces al día, 60 mil veces al mes. Además, la noticia de la Cantata fue publicada en los principales canales de televisión, radio, en carteleras comunitarias de páginas web de manera gratuita, esto con el objetivo de que todos los ciudadanos de Chicago pudieran escuchar la noticia del evento.

 

Pastores amigos que se han conectado a través de los congresos del CLF, realizados en diversos lugares, prepararon junto a nosotros la Cantata.

 

El Pastor Efraín Muñoz quien en este año asistió al CLF de Nueva York y al CLF de Corea, mencionó: «Yo nací en Chicago y estoy pastoreando en este lugar, pero nunca pensé que se podría anunciar el Evangelio a esta ciudad de esta manera». De esta manera, el Pastor decidió ofrendar 5 mil dólares para ayudar al evento cuyo objetivo es anunciar el Evangelio. Por otro lado, las iglesias también ayudaron para invitar nuevas personas a la Cantata.

 

Los líderes cristianos y educadores estuvieron conversando y disfrutando de la recepción que se preparó para ellos. Se contó con la participación del oficial de policía del “Departamento para Jóvenes”, personal de radio, el Director del ”Departamento de Asuntos Estudiantiles del Seminario Teológico Moody” quienes han ayudado activamente a la Cantata Navideña.

 

 

Luego de la explicación sobre la Educación para el Desarrollo del Intelecto, se tuvo una presentación sobre cómo los líderes del extranjero están aplicando esta educación de manera práctica. El pastor Jin Hwan Kim de la Misión Buenas Nuevas Chile compartió el mensaje por medio de Hebreos 10:17, donde dice Dios que nunca más se acordará de nuestros pecados.

 

 

Un día antes de la tan esperada Cantata, y debido a las exigencias del lugar donde se iba a llevar a cabo, la Cantata no pudo realizarse en el lugar previsto. La situación era desanimante, pero al avanzar con la Fe sin rendirnos, pudimos realizar el concierto de navidad en ”Apostolic Faith Church”, una gran iglesia en Chicago con capacidad de 2500 personas a tan 3 millas del lugar donde originalmente se iba a realizar. Al anunciar esta noticia a quienes asistirían, rápidamente con alegría cambiaron su rumbo y acudieron para ver la puesta en escena sin ningún problema.

 

  

 

Mientras los niños cantaban, junto a ellos entonaban, era notable la buena reacción del público. El mensaje fue tomado con toda seriedad: «Mediante Jesús una vez y para siempre se obtiene la eterna redención.«

 

Chicago, un lugar donde el Evangelio trabajó fuertemente durante el siglo XVIII, en la era de D.L Moody. Partimos hacia la siguiente ciudad, Minneapolis,
con la esperanza de que el Evangelio retome fuerza en Chicago a través de la Cantata Navideña.

Compartir: