Misión Buenas Nuevas

[Perú] Lima recibe el Retiro Espiritual de Ministros de Misión Buenas Nuevas Centro y Sudamérica

Lima, Perú. Se realizó el Retiro Espiritual de Ministros Centro y Sudamérica, realizado del 14 al 18 de noviembre en la sede central de la Iglesia Buenas Nuevas Perú, en Lima. En este retiro participaron 311 misioneros, pastores y evangelistas de Misión Buenas Nuevas de 17 países: Argentina, México, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Perú.

Durante el tiempo de confinamiento a causa de la pandemia, a pesar de tanta dificultad en todo el mundo, Dios ha establecido a muchos siervos de Dios para esparcir el evangelio a los confines de la Tierra; en esta ocasión, Dios permitió gran bendición en Latinoamérica por medio de este Retiro Espiritual de Ministros, que se realiza por primera vez después de casi cuatro años. El pastor Gabriel Kim, Director General de Misión Buenas Nuevas en Sudamérica, y el pastor Pablo Shin, Director General de Misión Buenas Nuevas México, Centroamérica y El Caribe, dirigieron las oraciones para iniciar el retiro; mientras que el pastor Daniel Jo, pastor principal de Misión Buenas Nuevas en Perú y anfitrión del retiro, brindó palabras de bienvenida a todos los asistentes.

Iniciando con la meditación de madrugada, dirigida por el pastor Jin Sung Kim, director de Misión Buenas Nuevas México, Centroamérica y el Caribe desde Corea del Sur, cada día la palabra de Dios trabajaba en el corazón de los ministros; especialmente en las prédicas matutinas y nocturnas dirigidas por el pastor Min Chul Lim, quien enseñó sobre la vida de fe y cómo al tener confianza en la palabra de Dios, la vida se vuelve ligera y feliz. Cada sesión estuvo acompañada de alegres alabanzas, interpretadas por los ministros músicos de diferentes países.

El pastor Lim expresó: “Dios ya ha definido el lugar en donde nuestra vida será bendecida, aquel lugar es la iglesia, así como Isaac bendijo a Jacob, diciéndole que Dios le daría el trigo y el vino, igualmente a nosotros Dios nos dio todas las cosas a través de Jesucristo. En el mundo de Dios todas las cosas están preparadas. La mayor maldad que puede tener un cristiano es no creer en Dios, y aunque nuestro ser es dudoso y se conmueve, ya Dios nos ha revestido de Cristo, quien nos da la fe, la sabiduría y el poder”.

Por medio del tiempo de testimonios, muchos ministros compartían su corazón en cada sesión. Dios desea que el evangelio sea predicado en Latinoamérica, por medio de este Retiro de Ministros Dios preparó una valiosa capacitación para muchos siervos de Dios que estarán anunciando las buenas nuevas de Jesucristo en cada rincón de Centro y Sudamérica, siempre con la compañía y la ayuda de Dios.