Noticias

Jueves, 14 de junio de 2018.


La Misión Buenas Nuevas México realizó un culto unido con el Pastor Jin Sung Kim en la iglesia de
Cuautitlán Izcalli, Estado de México.








EL culto unido se realizó aprovechando la reunión de ministros de la Misión México que se está llevando a cabo del 11 al 14 de junio con el Pastor Jin Sung Kim, actual representante de la Misión Centro América en Corea del Sur.







Ministros de las 16 iglesias ubicadas en los diez estados de México (Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Querétaro, Guerrero, Veracruz, Jalisco, Nuevo León y Baja California) pudieron fortalecer sus corazones a través de la comunión y la palabra de Dios. Y con la intención de que los miembros de la Misión en México también recibieran el fortalecimiento espiritual, se realizó el culto unido.








El culto inició con la oración del Ex-misionero de China Hoon Ki Kim y el testimonio del Pastor Eduardo Rojas quien testificó sobre el corazón y el sueño que Dios le permitió a través de la reunión de ministros.








Antes del mensaje, el grupo Sin Nombre cantó algunas alabanzas en compañía del Pastor Eduardo y el Pastor Ángel y el hermano Erik Cartagena interpretó Oh Gracia Admirable con el violín.










A través del versículo de Apocalipsis capitulo 3 versículo 7 y 8, el Pastor Kim compartió sobre la voluntad de Dios para el presente siglo. Mencionó que el plan de Dios es que se anuncie el evangelio en todo el mundo y que Dios desea que ese plan se cumpla mediante los hermanos de la iglesia. Luego, testificó sobre cómo Dios abrió las puertas en Honduras, Guatemala, Cuba y Panamá para la expansión del evangelio.












Aunque no todos los hermanos de las iglesias de México pudieron asistir físicamente al culto unido, mediante la transmisión en vivo vía Facebook realizado por Jerusalem Radio, muchos miembros de la Misión pudieron escuchar el mensaje del siervo de Dios.


Mediante el culto unido, los hermanos de México pudieron sentir el llamado a la obra del evangelio. La palabra de Dios: “Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre” (Apocalipsis 3:8), se ha convertido en un punto de partida para el desarrollo de la vida de fe en el corazón de los hermanos y en la promesa de que México llevará un papel fundamental en el esparcimiento del evangelio por todo Centro América.

0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 167NO NEW POSTS