Noticias

[Ecuador] El Campamento Vacacional Soñadores trae esperanza a los más pequeños

02 de agosto de 2018



Poco a poco el corazón de los niños se abrió a un nuevo mundo, el mundo del corazón de Dios.








La primera semana de julio los maestros de niños de la escuela bíblica Soñadores, por medio de la guía de la Iglesia, organizaron el Campamento Vacacional Soñadores, aprovechando la época de vacaciones de los pequeños, se programaron cinco semanas para el campamento.













Mediante volantes y visitando las casas de los niños, los jóvenes maestros dieron a conocer la apertura de este campamento a los vecinos de los alrededores de la iglesia. Los primeros días llegaron apenas 7 niños, pero con el pasar de los días llegaron hasta 20 niños.














Al llegar al campamento, los niños reciben una hora de culto, que consta de mímicas y el mensaje de la Palabra que, para muchos niños, por primera vez escucharon en sus vidas. Luego, por medio de talleres de cocina repostería, inglés, quichua, danza, deporte, natación, pintura, lectura y arte, los pequeños explotaban su energía al máximo. Poco a poco su corazón se abría a un nuevo mundo, el mundo del corazón, pues al compartir con las maestras ellos llegaron a sentirse como en casa.














Al poco tiempo del campamento, algunos pequeños empezaron a hacer preguntas sobre el Evangelio. Unos decían “Maestra, ¿es verdad que debemos recibir la salvación, me puede explicar?”, “Gracias maestra usted oró por mí, ahora puedo ser feliz aunque hay problemas en mi casa”. Fue muy gratificante para las maestras compartir el Evangelio a los más curiosos.











Pese a que a la vista humana, el campamento atravesaba muchas dificultades y contratiempos por el cuidado que requieren los niños, fue increíble ver que los días domingo empezaron a llegar los niños acompañados de sus padres para escuchar el culto bíblico para niños.


   










Con el pasar de las semanas, los niños han invitado nuevos amiguitos, por lo que actualmente el Campamento Vacacional Soñadores cuenta con 30 niños que están escuchando el Evangelio y recibiendo la salvación.


Aún queda una semana para que el campamento culmine, y estos últimos días los maestros esperan seguir compartiendo sus corazones y el Evangelio con los niños, y guardan la esperanza de que todos recibirán la salvación, y a través de ellos también los miembros de sus familias.
















Los jóvenes maestros de la Iglesia Buenas Nuevas de Quito están muy agradecidos por el trabajo precioso que Dios les permitió, y junto con ellos muchos de los hermanos que tenían un corazón afligido por la situación en sus vidas, han recibido la alegría de compartir el Evangelio con los pequeños.