Noticias

[México] Dejad que los niños vengan a mi.

El día primero de mayo se realizó en el jardín Bunnyland, el evento del día del niño con la participación de 45 niños acompañados de sus papás y otros familiares.

Un día tan agradable en donde se mostraba que ser un niño no solo es divertirse y jugar sino, tener la oportunidad de convivir con la familia, ya que esta era la temática principal de este evento, se realizaron actividades que permitieran a los niños tener la oportunidad de convivir con sus papás ya que en muchas ocasiones por el trabajo y otras ocupaciones es muy difícil que los padres tengan tiempo suficiente para unir el corazón con sus hijos.











La actividad inició con la participación del grupo oficial TRS (the righteous stars) quienes prepararon danzas especiales con disfraces de superhéroes, algo que agrado mucho a los niños dibujando una hermosa y pura sonrisa en sus rostros. los niños disfrutaban cada actividad con mucho agrado pues también tuvieron la oportunidad de aprender a bailar.









Las mímicas llevan el mensaje del corazón de Dios, así las maestras quienes enseñaron a los niños cada uno de los movimientos, les permitía entender la palabra de Dios sin ser algo difícil para ellos, cantando y bailando aprendían a alabar a Dios.














Los jóvenes de la iglesia tuvieron una participación especial con la obra de teatro titulada “tu eres especial”, que trataba de un muñeco que siempre cometía errores y que no era capaz de cumplir ninguna meta con su propio esfuerzo, era rechazado por el pueblo y lo llenaban de manchas, pero al encontrar a Eli su creador, pudo encontrar su verdadero propósito y tener paz en el corazón ya no importando su condición sino el corazón de su creador, así los niños encontraron el mensaje del amor de Dios que tiene para cada uno de ellos.


















Finalmente llegaron las actividades recreativas con los padres, primeramente una mímica que permitía a los niños la alegría de estar junto con sus padres, reconocer el amor que ellos tienen a sus hijos, después con los concursos y competencias donde pudieron divertirse y unir el corazón ya que la temática de cada uno de los juegos tenía el fin del trabajo en equipo de padre a hijo.


















Dios ha dicho en su palabra San Marcos 10:14
“Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos”, cada una de las actividades permitieron a los niños con un corazón puro y sin prejuicio, recibir la palabra de Dios libremente en sus corazones sin ningún pensamiento, esta actividad de los niños les permitió regresar a casa con una enseñanza pura y un corazón alegre.