CLF, Noticias

[México] El perdón proviene únicamente de la sangre de Jesucristo

Monterrey; Nuevo León, viernes, junio 8 de 2018.


Por la gracia de Dios, los pastores y líderes participantes al CLF se reunieron nuevamente en salón “Acero” del hotel Holiday Inn para poder profundizar más sobre el tema del Tabernáculo. En esta ocasión la ciudad de Monterrey formó parte de la gira que se está llevando a cabo por parte del Pastor Pablo Shin. Los hermanos de la Iglesia Buenas Nuevas de esta ciudad han podido ver cómo Dios ha derramado su gracia al ver la gran respuesta obtenida en este evento.












Al igual que el día anterior, los asistentes iniciaron con la entonación de los himnos, posteriormente el Pastor Emmanuel Cruz, ministro de la Iglesia Buenas Nuevas Cuautitlan Izcalli, dirigió la oración que dió comienzo al segundo día del Congreso. Con el fin de preparar el corazón para escuchar la palabra, se realizaron las presentaciones musicales violín interpretado por Yucang Choi y del coro “Mercy”, que nuevamente llenaban sus corazones de gozo y que se presentaron al inicio de cada una de las sesiones del día.













El pastor Pablo Shin, expositor del Congreso prosiguió con el tema de la Actualización Ministerial “El tabernáculo del Antiguo Testamento para los Tiempos Modernos”, continuando con la explicación de cada uno de los materiales y artículos del tabernáculo como la sombra de los bienes venideros. Esto para confirmar el propósito de la ley que Dios había dado al pueblo de Israel y explicó sobre las cuatro diferentes ofrendas de expiación escritas en el libro de Levítico capítulo 4, enfatizando cómo se realizaba en el tiempo antiguo, en el cual, para que una persona fuera perdonada de su pecado tendría que haber derramamiento de sangre, así como el Señor Jesucristo lo hizo en la cruz.








En cada momento de descanso, cada uno de los pastores y líderes pasaban un tiempo muy ameno dialogando entre sí.











El pastor Pablo Shin presentó la relación existente entre el tabernáculo y la obra perfecta del Señor Jesucristo, siendo cada una de ellas la confirmación de las promesas que Dios había dejado. Y con el testimonio de Juan el Bautista, quien lo nombró de acuerdo a la misión destinada a Jesús, diciendo: “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. De esa manera pudo compartirse detalladamente la profundidad del evangelio tanto que los pastores y líderes cristianos con un rostro de alegría se gozaban de entender ampliamente el núcleo de la eterna redención.








En una de las sesiones el pastor Pablo Shin pudo compartir un poco de su testimonio de salvación, cómo de alguna manera Dios le permitió desde muy jóven tener ese celo por predicar el evangelio. Pues actualmente, en el cristianismo ya no es común encontrar alguien que se adentre de manera profunda al corazón de Dios plasmado en la Biblia.










Finalmente por medio de la palabra expuesta en el libro de Hebreos capítulo 10 versículo del 5 al 18, puntualizó la importancia de ver el corazón y la voluntad que Dios tiene para con nosotros, únicamente presentadas en la Biblia. Pues Cristo habiendo ofrecido una vez y para siempre un solo sacrificio por los pecados, podemos ser nombrados justos, para confirmar el nuevo pacto que Dios ha hecho con nosotros, debido a la naturaleza de Dios que no puede mentir, una vez que expresa que no se acordará de nuestros pecados significa que ya desde su corazón fueron borrados.








Agradecemos a Dios por permitir estos dos días llenos de bendición y buena comunión entre los pastores y líderes cristianos junto a los miembros de la Misión Buenas Nuevas, sin duda en el corazón de Dios ya se había cumplido su voluntad para el estado de Nuevo León. La Iglesia Buenas Nuevas Monterrey queda con una gran esperanza por ver los frutos de la palabra que fue sembrada en el transcurso de este hermoso tiempo.