Mensaje de la Promesa del año 2021

Promesa del año 2021


«Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente.»

Génesis 28:14

Vamos a leer la Palabra que está en Génesis 28

10 Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán.

11 Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar.

12 Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella.

13 Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia.

14 Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente.

Cuando fui al seminario habían dicho que debíamos dormir a las 10 y que a las 6 debíamos despertarnos faltaba tiempo y realmente dormir de día, si era doloroso con la carencia de tiempo, me levantaba a las 4 de la mañana y allí había un lugar que era el baño y durante dos horas oraba allí, estaba muy agradecido muchísimos problemas, oscuridad ahora hace que nuestro corazón se debilite lleguemos a perder la valentía cuando encontramos con Dios podíamos sentir que nos da nuevas fuerzas. Cuando el clima ahora se había hecho más cálido, el jardín era muy bueno, entonces desde las 4 hasta las 6 tenía un momento para orar, mi situación cuando miraba a mis problemas era muy difícil, pero Dios me había dado la esperanza, había ido a Akkodong y allí había una planta y yo iba a orar una hora o una hora y media y cuando me encontraba ahora con Dios mediante la biblia, mediante la oración mucha esperanza.

Mucha fuerza me permitía y delante de mí, muchas dificultades, hambre, cosas difíciles estaban delante de mí, pero cuando oraba Dios dentro mío, podía sentir que estaba vivo y había sido gran fuerza para mí. En Jangpal-ri, también sentía como que iba a morir congelado ese temor me llegó, pero orando vinieron pandilleros y en realidad me insultaron y yo estaba con tanta rabia y lloré mucho y ese día también empecé a orar, era como las 10 y a las 11 me levantaba y las 2 si yo iba orando ese momento era tan agraciado. Cuando fui al cuartel, cuando estaba en la base de comunicaciones promoción 311 del R2C, teníamos dos habitaciones y una habitación entrabamos entre 20, y los 20 recibíamos entrenamiento, siempre hay un turno de 10 a 12 es un turno de guardia de 12 a 2 y de 3 y el cuarto es de 4 a 6.

Una vez en 15 día uno tiene que hacer de guardia, le dije voy a hacer todos los días por favor el último horario si me pueden dar a mí, es de 4 a 6 entonces de 4 a 6 yo me despertaba leía la Biblia, oraba en realidad a Dios, muchos problemas se encontraban delante de mí, cuando veía los problemas era solamente problemas, pero cuando veía a Dios nada era problema. Llegué a Gimcheon y en ese entonces ya nos iban a sacar la casa, en ese momento también oré y las veces que oraba Dios me daba la esperanza y me encontraba con Dios y cuando llegué a Daegu, ahora había acabado la comida me encerré y toda la noche me puse a orar, cuando oraba ya que el señor estaba conmigo había dificultad, pero si no hubiese tenido al señor y hubiese tenido únicamente la dificultad en medio de la palabra encontrándome con Dios en medio de la oración ah… Dios me  hará vencer, Dios me ayudará y esa fe cuando surgía en mí aquella dificultad podía vencerlo y yo tenía gran fuerza para ello, Jacob después recibir la bendición de Dios, Esaú quería matarlo y se escapa a Padán- aram, mientras que se escapa entró el sol y llegó a dormir allí tenía miedo no sabía qué animal iba a llegar o un asaltante quien sabe, pero Jacob en sueño se encuentra con Dios:

– Jacob le dice:  Yo soy Dios de Abraham; ahora Isaac, yo soy tu Dios de Isaac a donde tú vayas

será tu descendencia como el polvo de la tierra y te extenderá al occidente al oriente al norte y al sur y toda la familia de la tierra serán bendita en ti en tu simiente aquí yo estoy contigo y te guardaré por donde quiera que fueres y volverá a traerte a esta tierra porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho…

 

Descargar para móvil

Descargar para Facebook

Descargar Wallpaper para PC