Sin comentarios aún

[Colombia] No hay edad para un tiempo de gozo y alegría

 

Hermana de Margarita Jaimes junto a un adulto mayor del centro de protección.

 

Desde el año pasado un grupo de hermanos de la iglesia de Bogotá, se han reunido para preparar una serie de actividades para los adultos mayores con el objetivo de abrir el corazón de abuelos y compartirles el evangelio en hogares geriátricos y centros de protección social.

 

 

Hermanos de la iglesia compartiendo el evangelio por grupos.

 

Dios permitió una puerta abierta en un centro social de adultos mayores en donde una vez al mes durante tres horas, los hermanos preparan conferencias, presentaciones, academias, actividades y juegos para los abuelos, quienes han ido abriendo sus corazones para escuchar el evangelio.

 

Misionero temporal de Corea, saludando a los abuelos.

 

El 25 de abril al llegar a la actividad los abuelos saludaron a los hermanos de la iglesia y se alegres y agradecían la presencia de ellos en el lugar.

 

Hermana Esperanza Sánchez bailando una cumbia colombiana con el joven Daniel Barrera.

 

Publico aplaudiendo por la presentación.

 

Para iniciar, los hermanos invitaron a los abuelos a participar en la actividad en el salón principal, quienes animados se acercaban para ver la presentación del baile folclórico, Colombia tierra querida.

 

 

Seguido a esto, los misioneros temporales hicieron un teatro llamado el evangelio del ratón; la historia cuenta que una casa vivía una familia de ratones, el abuelo ratón, la abuela ratona, el papá ratón, la mamá ratón, el tío ratón, y el bebé ratón. Un día el dueño de la casa decidió matar a los ratones, por lo que, compro un pan lleno de queso, le puso veneno y lo dejo para que se lo comieran.

 

 

 

En ese momento, el abuelo ratón se percató de lo que había hecho el dueño y pensó en qué podía hacer para qué sus hijitos no comieran de ese pan. Pero inmediatamente los ratones olieron el pan quisieron comer, el abuelo evito que se lo comieran y les conto lo que había hecho el dueño de la casa.

 

 

Sin embargo, ellos no le creyeron, entonces el abuelo decidió comerse todo el pan y vomitando sangre murió, salvando así a su familia.

 

Hermana Pilar impartiendo la conferencia a los adultos mayores del centro de protección.

 

Luego, la hermana Pilar López, impartió la conferencia del mundo del corazón, con el tema El valor de la vida, explico el valor que Dios le dio a la vida de los hombres, por lo que entregó a su hijo Jesucristo para salvarnos de nuestro pecado.

 

 

Adultos mayores prestando interés y atención en la conferencia.

 

A través de varios ejemplos como: el valor que tiene un billete de 100.000 para las personas sin importar que este arrugado y sucio; y la historia de un hombre que dio una gran dote por la mujer que iba a ser su esposa, esta mujer que inicialmente era pobre y no tenía estudio se volvió muy preciosa al punto que las personas no la reconocían, él cambio la vida de ella por el valor que le dio.

 

 

Hermanas de la iglesia compartiendo personalmente con cada abuelo

.

 

Misioneros temporales ayudándoles a los abuelos a realizar sus dibujos.

 

Dibujo de un adulto mayor de lo que entendido de la obra de teatro.

 

Para terminar, los abuelos se reunieron por grupos para hacer dibujos de lo que habían entendido de la conferencia y de la obra de teatro. Y los hermanos de la iglesia y los misioneros les explicaban que Jesús al igual que el abuelo ratón había muerto por el pecado de cada uno de ellos.

 

Misionera temporal compartiendo con Gonzalo, durante las primeras actividades.

 

Gonzalo Castañeda de 64 años es uno de los 150 adultos mayores del centro de protección social que ha participado en cada actividad. En esta oportunidad cuando le explicaron la obra de Jesús a través de la historia de los ratones pudo creer y afirmar que no tiene pecado por la muerte de nuestro señor Jesucristo.

 

Gonzalo Castañeda, con gran alegría al finalizar la actividad.

 

Esta es la obra del evangelio, Dios quiere que todos los colombianos sean salvos y de distintas maneras está abriendo las puertas para anunciar su palabra, esperamos seguir compartiendo el evangelio en cada lugar que él preparó en Colombia.

 

Hermanos de la iglesia compartiendo el evangelio.

Publicar un comentario