Sin comentarios aún

[Ecuador] Necesitamos unirnos a Dios para obtener la victoria.

 

06 de mayo de 2019

 

 

Durante la tercera y última noche en la Iglesia Cueva de Adulam, en Cuenca, la voluntaria Estefanía Tocaín compartió su testimonio de salvación a los presentes y habló sobre cómo Dios fue transformando su vida. Posteriormente del teatro preparado por los miembros de la Iglesia Buenas Nuevas Ecuador, el pastor David Kim fue invitado a predicar e inició con la introducción de que cuando Cristo estaba en la cruz habían dos malhechores crucificados junto a él, ambos estaban en la misma condición el uno y el otro y durante 6 horas ambos junto con Cristo agonizaban. Crucificados manos, pies, con corona de espinas, derramando su sangre y pensando en la muerte y solo uno de ellos fue al paraíso por la palabra de Cristo, pero ¿cómo lo hizo?

 

 

El malhechor estaba totalmente inútil, sin que pueda hacer nada, crucificado no podía leer la Biblia, ni ir a la iglesia, ni hacer buenas obras, Jesús nunca le dijo que porque alcanzó a hacer cosas buenas iba a ser perdonado e ir al cielo al malhechor sino que simplemente le dijo “De cierto te digo que hoy estarás en el paraíso”, pero hoy en día muchas iglesias enseñan, todo el pecado que cometieron deben confesar, arrepentirse, llorar, recordar todo para que alcancen la salvación.

 

Aunque las personas intenten nunca van a poder confesar todos los pecados que han cometido en su vida, desde los pensamientos porque en la Biblia dice que aunque solo se piense ya es pecado, aunque lloren no van a alcanzar perdón, y con pecado no se va al cielo, y si algo de esto hubiera sido la condición para que el malhechor alcance la salvación, no hubiera ido al cielo. Las personas piensan qué hice o qué no hice para alcanzar salvación?,Cuáles fueron mis obras?, pero es solo porque se miran así mismas para alcanzar salvación por sus actos, cuando lo importante no es lo que hicieron o cómo vivieron sino Lo que Jesús hizo por las personas porque para ser Justos, Perfectos, no pueden hacer nada. El malhechor que fue al paraíso descubrió eso, vio su condición, estaba cerca de la muerte, crucificado, sin poder hacer nada pero lo único que hizo fue creer en Jesús, pero ?Por qué estaba muriendo Jesús en la cruz?

 

 

Juan 1:29 Juan el Bautista, cuando vio que Jesús venía por el desierto dijo “He ahí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo” y esta fue la razón por la que Jesucristo murió en la cruz para quitar los pecados del mundo. El malhechor reconoció que él estaba siendo crucificado por juicio de sus actos, pero que Cristo moría porque cargaba el pecado del mundo incluido el pecado del malhechor y el reconoció eso. Era indispensable la venida de Cristo en forma de hombre y su muerte en la cruz porque la paga del pecado es la muerte y como voluntad de Dios Juan 6:40, para que todos lo vean, crean y reciban vida eterna.

 

 

El pastor terminó la prédica indicando una vez más a los miembros de la Iglesia Cueva de Adulam y a los rehabilitados, que no miren sus obras buenas, ni lo malo que han hecho, sino que sólo vean a Jesucristo y crean en que él vino a morir para quitar los pecados de todo el mundo.

Publicar un comentario