Sin comentarios aún

[México] ¡Día Nacional de Oración por México!

 

El día 23 de noviembre en la Ciudad de México se llevó a cabo el evento cristiano: “Día Nacional de Oración por México”.

Este año se cumple el 15 aniversario del Día Nacional de Oración por México y se llevó acabo en 20 ciudades de país, en la Ciudad de México se realizó en la explanada de la plaza “Soberanía de la República” de la Alcaldía Benito Juárez, entre pastores, líderes de alianza y congregantes de las diferentes iglesias y congregaciones de México alcanzando una asistencia aproximada de 10,000 personas sólo en la CDMX.

 

 

 

 

 

Al evento participaron más de 1,000 asistentes, entre pastores, líderes de alianza y congregantes de las diferentes iglesias y congregaciones de México..

 

 

 

 

 

 

El Pastor Pablo Shin, Director de la Misión Buenas Nuevas en México para Centroamérica y el Caribe, recibió la invitación de parte del pastor Benjamín Lomelí para inaugurar el evento.

 

 

 

 

 

 

De la Misión Buenas Nuevas México, el Grupo Oficial de Alabanzas “Alba” abrió el telón con tres hermosas alabanzas: “Más que vencedores”, “Tu nombre levantaré” y “Cuán gloriosa será la mañana”.A continuación el Pastor Benjamín Lomelí, Director General del Día Nacional de Oración por México, invitó al público a escuchar atentamente la conferencia del Pastor Pablo, mencionando la bendición que le fue la experiencia en la Gira Evangelística del Pastor Pablo Shin en la Península Ibérica.

 

 

 

 

 

El Dr. Pablo Shin compartió un mensaje bíblico basado del libro de Isaías 59:1-2, en donde explicó la historia de la mujer adúltera de San Juan 8, aquella mujer no teniendo condición alguna para ser salvada del juicio de la ley; recibió la gracia de Jesucristo quien no la condenó, mostrando así el nuevo pacto que Jesucristo establecería con la humanidad.

Los espectadores alababan al señor y bendecían su nombre mientras escuchaban la palabra de Dios, contestando con un “amén” al mensaje del perdón de los pecados que Dios les daba a través la predicación

 

 

 


Extracto del mensaje del Dr. Pablo Shin

Isaías 59:1-2

“La mano de Jehová no se ha cortado para salvar y el oído de Dios no se ha grabado para oír pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y Dios nuestros pecados han hecho ocultar su rostro para no oír.”

Es muy importante poder recibir el perdón de los pecados ya que el pecado es lo que hizo división entre Dios y nosotros, porque nuestro Dios, no es un Dios que se complace en la maldad, la maldad no puede habitar en él, por eso para poder recibir la bendición y compañía de Dios es muy importante primeramente recibir el perdón de los pecados.

 

 

 

En San Juan capítulo 8 podemos encontrar una historia; una mañana cuando Jesucristo estaba en un sitio del templo, los judíos fariseos le trajeron una mujer que fue encontrada en el acto mismo del adulterio; Jerusalén es una ciudad centro de adoración y donde se imparte la ley, esta mujer siendo de aquella ciudad de mucho legalismo, conocía perfectamente la ley, ella no adúltero por querer adulterar, seguramente también se esforzó para cumplir la ley y no caer en pecado, la biblia nos enseña que la fuerza del pecado es mucho más fuerte que nuestra propia voluntad, la fuerza del pecado es más fuerte que cualquier tipo de sistema que los seres humanos hayan creado.

Aquellos hombres trajeron a la mujer delante de Jesús, acusándola con la ley de Moisés, ciertamente Jesús sabía que esta mujer debía morir por el juicio de la ley, pero Jesús mostró el corazón de los fariseos, el cuál no tenía diferencia entre ellos y la mujer acusada, logrando así que todos los fariseos huyeran acusados por sus conciencias.

“El que de vosotros este sin pecado sea el primero en arrojar la piedra”, Jesús es el único digno de acusar a la mujer pero no lo hizo. Demostró que no hay nadie que por las obras de la ley sea justificado sino que después de reconocer su maldad, la salvación es por misericordia y gracia.

También explicó la historia del paralítico y los cuatro jóvenes que lo cargaban, ellos tenían la fe de que si llevaban al paralítico delante de Jesús, Él podría salvarle y al ver que no podrían pasar debido a la cantidad de personas abrieron el techo y bajaron al paralítico desde arriba.

Al ver la fe de ellos Jesús les dijo: “hijo tus pecados te son perdonados”, en esta ocasión también los fariseos no estaban de acuerdo con las palabras de Jesús, diciendo que eran blasfemias, ya que según ellos no había ninguna condición bajo la ley para librar de sus pecados al paralítico.

 

 

En la ley, la paga del pecado es la muerte y Jesucristo murió por el pecado de cada uno de nosotros, fue así como pudo borrar los pecados del mundo, por eso con autoridad Jesucristo pudo decirle a la mujer adúltera: “ni yo te condeno, vete y no peques más”, si fuera por las obras de la ley ella debería morir, entonces ¿Por qué Jesucristo no la condenó? porque Él era quien iba pagar por el pecado de ella.

En Isaías 53 dice: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cuál se apartó por su camino, más Jehová cargo en él el pecado de todos nosotros”, Dios en su hijo cargó el pecado de todos nosotros”.

Fue un tiempo muy bendito, agradecimos a Dios por esta oportunidad y al Pastor Benjamín Lomelí por su atenta invitación.

 

 

 

 

 

Después del mensaje del Dr. Pablo Shin hubo el encuentro con el Pastor Carlos Cerezo Tellez del Movimiento ProFamilia Pro-Vida, el Pastor Armando Águila Santana de la Iglesia Getsemaní Iztapalapa y el Pastor Armando Águila Basurto también de la Iglesia Getsemani Iztapalapa.

El Pastor Carlos Cerezo comentó: Pastor Pablo Shin, yo estuve presente en el CLF que se realizó en el auditorio de la Sociedad Bíblica de México y le diré que después de Juan Calvino nunca escuché una explicación como la suya del libro de Romanos aunque eso fue hace 500 años, luego propuso algunos proyectos para pastores y líderes cristianos en los que lo invita como expositor principal.

 

 

En la foto, el encuentro con el Arq. Julio Sprinker, Director General de Sociedad Bíblica de México y en Pastor Benjamín Lomelí, Director General del Día Nacional de Oración por México.

 

 

Conocimos y saludamos a líderes evangélicos de distintos puntos de la República Mexicana. Fue un tiempo muy bendito.

 

 

 

Publicar un comentario