[México] Seminario Saliendo de la Desesperación

   

Los días 21 y 22 de mayo se llevó a cabo la Conferencia Bíblica Online dirigidas a mujeres con el tema: Saliendo de la Desesperación. La expositora para estas conferencias fue la evangelista Abigail Grajales de la Iglesia Buenas Nuevas en Ciudad de México.

       

Hoy en día el mundo atraviesa una de las mayores crisis en la historia de la humanidad, esto ha sumergido a las personas en una desesperación y ansiedad mental que han aumentado con el paso del tiempo a raíz del confinamiento.

     

Pensando en esta necesidad, se realizaron estas conferencias dirigidas específicamente a mujeres. Las plataformas Facebook y Zoom fueron las herramientas para llevar a cabo la transmisión durante los dos días de conferencia, en la que más de 500 mujeres invitadas, y casi 3,500 espectadores más sintonizaron las transmisiones. El programa comenzó cada día con dos hermosas alabanzas que prepararon el corazón de las participantes para escuchar las conferencias.

         

El primer día las invitadas aprendieron cual es el verdadero origen de la tristeza y desesperación en su vida, tema que hoy en día mucha gente desconoce y por ignorarlo experimentan infelicidad en sus vidas, poniendo la esperanza en cosas falsas que no logran llenar el corazón y que muchas veces terminan arrastrando a las mujeres a la depresión, y en algunos casos en el suicidio. A lo largo de varios ejemplos en la Biblia las participantes fueron descubriendo que la verdadera solución está en la Palabra de Dios.

     

El segundo día, expositora Abigail Grajales compartió con las asistentes como poder experimentar en sus vidas la verdadera felicidad y la fórmula correcta para vivir vidas plenas y felices sin importar cuál sea la situación: el Evangelio, el sacrificio de Jesucristo en la cruz pagando los pecados del mundo y salvando a la humanidad de una muerte eterna, librándolo también de su propio ser y dándole una nueva identidad, santa y perfecta, esta es la verdadera esperanza y felicidad para el ser humano.

           

Durante estos dos días la expositora logró sembrar en el corazón de las participantes la esperanza que solo puede venir por medio del evangelio y de Dios.

     

Testimonios


 

Agradezco a Dios por que el en su infinita misericordia llega hasta nosotros en el momento justo y de necesidad me parece que lo que dijo la hermana es muy cierto no debemos desesperar debemos tener paz y calma por que Dios nunca se olvida creo que esa es la sed a la que ella se refiere aún que busquemos por otro lado, lo único que nos ayuda es el amor de Dios y su misericordia.

María Teresa Barraza Morales

   

Estoy muy agradecida con Dios porque a través de la plática Saliendo de la Desesperación mi corazón se alimenta y descansa verdaderamente descansa…aun cuando Dios conoce mi condición humana y me la muestra, me regalado a través de su hijo Jesucristo la salvación, su compañía incondicional, su escucha siempre y para siempre!!! Eso resuena muy dentro de mi…y me llena de mucha alegría y me hace ver ya no más esfuerzo, ya no más empeño y afanes…muchos regalos me da sin merecerlos…a través de estas 2 pláticas a través de la Evangelista, Dios me está enseñando a soltar mi “gran amor de mamá” (como si fuera bueno) gracias a Dios hoy se que no lo es…pero que Él esta conmigo, Él hace y hará en la vida de mi hija. 

Jessica Palacios Arellano

 

Desde que me acerque a Dios, mi vida ha ido cambiando, antes siempre me sentía sola, por querer el amor carnal de otra persona, he descubierto que no necesito que de un hombre para ser feliz, pero eso lo comprendes hasta que te acercas a dios, y no quiero estar lejos de él porque es lo único que me da fuerza de seguir adelante. Y con la plática de ayer recapitule tantas cosas, despertar, llorar todos los días, el no querer comer, y solo gracias a Dios he podido levantarme. y agradezco infinitamente por permitirme escuchar esta palabra.

Sujel Ángel Sierra (invitada)

   

Me pareció muy interesante, Dios tiene maneras extraordinarias de manifestarse, Ayer me sentía tan mal, tan desesperada, pero sentí un maravilloso alivio, la evangelista tiene una manera muy certera de explicar, Ayer aprendí muchísimo estoy feliz. Hoy no me la perderé.

 

Esta segunda parte me hizo entender que Dios obra a través de mí, que seré una persona humilde para que su gracia me lleve a donde él me tiene destinado. Me hizo llorar mucho, no se, cuando empezaba a escuchar la segunda parte mi corazón latía muy rápido y tenía una especie de nervio en mi estómago.

 

Me hizo llorar porque a través de la evangelista Abigail tocó mi corazón de tal manera que entendí que no soy buena y que me encantaría conocer como es llevar una vida por gracia, gracias a Dios que también les uso para llegar hasta mi y darme esperanza Bendecido día.

Maura (invitada)

   

Pues realmente es la historia de mi vida… Me identifique mucho porque en un tiempo yo estuve así. Doctor tras doctor por mis hemorragias, tomando medicamentos para controlar mi ansiedad. Pero ahora lo único que hago es orar cuando me llega una crisis. Tiene mucha razón también cuando dice que nada nos llena… Es real, no estamos conformes con nada. Así podremos tener la mejor pareja del mundo siempre le encontramos un defecto ????. Pero todo porque no confiamos en Dios.

Ana María Alvarado

Si tuve la oportunidad de escuchar la conferencia, hablaba sobre la mujer samaritana y cómo ejemplifica nuestra necesidad por Dios en toda nuestra vida, también hablo sobre la ley y la gracia, cómo es por medio de la gracia que alcanzamos salvación, vida eterna, no es por obras es por lo que hizo Jesús en nuestras vidas, realmente me ha gustado mucho esta conferencia, también hablo de que la paga del pecado es muerte pero en Jesús hay vida eterna, hay salvación.

Gracias por compartir las conferencias, La verdad es que tenía razón la hermana, la ansiedad viene a la vida porque no tenemos certeza dónde iremos después de la vida, y sabes? Durante este proceso de enfermedad sufrí muchos ataques de ansiedad, que me hacía tener miedo a la muerte, fue muy tremendo lo que viví, pero hoy escuchaba que solo en Dios hay vida eterna y salvación y eso fue como bálsamo para mi alma. Erika López

Escuchando esta conferencia, Dios hablo a mi vida, entendí que Dios se llevó todos mis pecados y entendí que yo no puedo cambiar solo tengo que pedirle a Dios que me ayude a cambiar mi vida, y el es el único que lo puede hacer, yo no puedo hacerlo sin Dios, porqué soy mala, Dios puede ayudarme, no merezco nada de lo que tengo, ahora se que Dios me da de su gracia, fue una bendición para mi estos día días, gracias a Dios por hablar a mi vida, bendiciones! Patricia Zacapala

La conferencia fue muy edificante, así cómo decían, yo era una mujer que creía que tenía luz propia, que no necesitaba de nadie, por eso venía el fracaso a mí vida una y otra vez, viví con esos maridos y no obtuve esa paz, seguía perdida sin encontrar el motivo por el cual estaba en esta situación, hasta que me que me derroté, Jesús pudo subir a mi barca para enseñarme el propósito por el cual fuimos creadas. Diana Patricia Espinosa Sede Cuautitlán

Buenas noches, gracias a Dios por la conferencia del día de hoy, a través de ella pude ver mi corazón, muchas veces no sé dónde me perdí, por lo tanto me es complicado regresar, me siento cargada con situaciones que no puedo resolver en mi esfuerzo, eso me lleva a desesperarme y actuar en mi esfuerzo, yo sigo sacando agua de ese pozo aunque ya se que no me quitará la sed yo sigo jalando la cuerda, debo dejar a mi sexto marido, mi esfuerzo, mi voluntad, para aceptar el agua que el señor Jesucristo me está ofreciendo siempre, y echar toda mi carga en él! Muchas gracias Andrea de la Iglesia de Cuautitlán

Buenas noches Pastora, agradezco a Dios por haber recibido en mi corazón, esta enseñanza, hoy le decía a Dios que ya no podía (mi relación con mi esposo), pero me doy cuenta que siempre quería arreglar la situación con mi esfuerzo y tenía mucha frustración, enojo e ira, y pensé no hay nada que hacer, solo aguantar, pero hoy por la gracia de Dios me pude dar cuenta cuál es mi origen y mi condición. Ahora entiendo que no me debo levantar sino que Dios me va a levantar.

Fue de gran bendición y gozo cuando la evangelista mención «hija tienes sed», esas palabras las hice parte de mi y entendí que Dios es el que me ama y que solo de el depende mi esperanza

Siento en mi corazón una enorme paz. Finalmente agradezco a Dios por la vida de la evangelista, porque al ser mujer como nosotras entiende nuestro corazón. Buenas noches y gracias. Isabel.

En verdad no hay nada bueno en mi solo hay soberbia, el yo puedo, yo quiero, eso es porque no tomo en cuenta a Dios, debo ser débil para recibir la misericordia, porque cuando yo esté debajo de mi carga entonces diré no hay remedio y de inmediato veré a Jesús reconozco que delante de Dios no tengo nada bueno ni de que gloriarme por eso debo volver a mi origen y depender solamente de Dios, dejando toda mi ansiedad y carga porque el tiene cuidado de mi, doy gracias a Dios por esta conferencia pues es de gran bendición para mi vida. María de Lourdes Reyes Justiniano

Buenas noches estoy profundamente agradecida con Dios por la palabra de esta segunda conferencia, y segura estoy que al igual que a mí, a muchas mujeres impactó fuertemente conocer el corazón de Dios y lo que Dios quiere de nosotras, mi corazón toma fuerza cada vez que recibo su palabra, y mucho tiempo he luchado queriendo cambiar a mi esposo, pero ahora sé que mi verdadero marido es Cristo y él me dará todo, ahora me siento amada por él, tuve la oportunidad de poder invitar a varias amigas, conocidas y espero en Dios sus vidas puedan ser plenas en Cristo. karla Haideé Duarte Moreno

Gracias a Dios por su palabra, porque me ayuda a reconocer que debo buscar su palabra solamente en Cristo está mi felicidad el me ayuda en mi aflicción angustia y necesidad y nada podrá separarme de él amor de Dios que es en Cristo Jesús, aunque de mi solo sale maldad inmundicia soy una cisterna rota que no retiene agua, aún así Dios me ama con amor eterno y soy bendita aleluya!!! Gracias a Dios por la evangelista Abigail y le siga dando la gracia para seguir compartiendo el evangelio. Lourdes Reyes