Seminario Virtual para jóvenes

Seminario Virtual para jóvenes

Del 10 al 12 de septiembre, se realizó el seminario virtual en el que participaron 60 jóvenes, por medio de la lectura del libro «El secreto del perdón del pecado y el nuevo nacimiento», confirmaron  la salvación en sus corazones y aprendieron paso a paso cómo anunciar el evangelio.

El evangelista José Rondón, ministro en la iglesia Buenas Nuevas en la ciudad de Ibagué, quien actualmente dirige la reunión de jóvenes comentó sobre el seminario:

A causa de la pandemia mucho jóvenes han escuchado el evangelio y han participado activamente en cada evento, a través del Seminario Virtual de jóvenes queríamos confirmar la salvación en corazón de ellos y prepararlos para que sean líderes que anuncien el evangelio, estando conectados con la palabra de Dios, unidos con la iglesia y el siervo queremos que sean felices, sobre todo queremos que los jóvenes tengan la comunión para que sus corazones sean puros y limpios para conformar la voluntad del señor.

Vienen muchas actividades por medio de la Fraternidad y la Asociación de jóvenes cristianos, y  de la misión, por lo que, seguiremos  realizando más seminarios bíblicos para los jóvenes que se están conectando cada vez más a la iglesia.

A medida que participaban del seminario los jóvenes escribieron sus testimonios de salvación:

Leyendo el libro del perdón del pecado pude verme cómo era antes, apenas leía la palabra, pero solo veía su parte externa, nunca había probado la interna. Quería esforzarme y sentir que estaba haciendo las cosas bien para estar satisfecha, aunque siempre repetía “No es por obras, es por la gracia”.

Entonces era solo conocimiento, había conocido de Dios, pero no tenía a Cristo en mi corazón. Ahora, después de haber podido reconocer mediante la ley mi pecado y mi condición puedo reconocer a Jesucristo como mi único salvador, él lo hizo todo por mí, así como Rebeca actuó para conseguir la bendición de Isaac sobre Jacob, Jesucristo obró para que mis pecados pudieran ser lavados y perdonados, presentándose como ofrenda una vez y para siempre, y ser justificada delante de Dios. Él tomó mi maldición y me dio su bendición.

Diana Milena Mora Ortiz, 22 años, Ibagué

Soy yo quien siempre me culpo, por el contrario Dios padre nos amó tanto que nos dio a su hijo Jesús y a través de su sacrificio, nuestros pecados fueron lavados y perdonados, somos salvos y redimidos por su sangre y por su triunfo,  somos triunfadores.

En mi corazón está el deseo de servir y ayudar a muchos jóvenes y personas en especial aquellos que tienen deseos de quitarse la vida, el corazón del joven siempre está turbado y deprimido y necesitan de alguien que les lleve buenas nuevas de salvación, por eso deseo ser voluntario y visitar lugares donde aún los adultos prefieren apagarla luz de su vida pensando que es la mejor solución, estoy muy feliz de conocer IYF y espero poder servir con el corazón.

Samuel Sarmiento, 19 años, Santander.

El seminario Virtual ha llegado en un momento muy importante en mi vida, en el cual me sentía con demasiadas preocupaciones, porque sentía que yo era la que debía ocuparme de todo lo que pasa en mi vida, pensaba que tenía razón sobre las cosas que consideraba correctas que debería hacer, me estaba dejando llevar por el estrés, la frustración, la rabia, entre otros sentimientos negativos, los cuales ni siquiera yo misma pensé que algún día podía llegar a sentir, pero luego conocí más sobre el corazón, sobre la debilidad del hombre, sobre la paz que trae consigo las palabras de Dios.

Gehandri Rendón Mendoza, 22 años, Quindío