[Colombia] El evangelio, un regalo de salvación para los niños en Colombia

 

Pese a la situación mundial a causa de la pandemia, la iglesia de Colombia recibió el corazón para anunciar el evangelio a los niños y a las familias más necesitadas.

 

 

Después de haber escuchado el testimonio del pastor Ock Soo Park y su esposa, quienes pese a las dificultades anunciaron grandemente el evangelio; predicando en los orfanatos, a los niños de la calle y visitaron todas las iglesias de Corea del Sur, llevando un culto especial para los niños. Los misioneros temporales, siguiendo su ejemplo, realizaron actividades para los niños en Ibagué, Fusagasugá y antes de terminar su tiempo como voluntarios visitaron la iglesia de Medellín para llevar el evangelio a los niños de la ciudad.

 

 

La primera actividad fue el 22 de diciembre, los evangelistas de la iglesia en Ibagué visitaron el barrio de la Ferias en Ibagué, para llevar mercados y regalos para los niños, los cuales fueron recolectados con los hermanos de la iglesia, para llevar a las familias más necesitadas, durante toda una tarde se hizo la entrega y se compartió el evangelio a todas las personas que participaron.

El evangelista José Rondón comentó: las familias estaban felices por recibir la palabra en este tiempo de gran dificultad, Dios abrió nuestro punto de vista y mi corazón para ver el trabajo de Dios. Vamos a realizar cada mes una actividad así, ya que otras iglesia lo hacen, nosotros debemos despojarnos más y anunciar el verdadero evangelio, también vamos a trabajar junto con los pastores del CLF para hacer esta obra benéfica y conectar muchas almas con el evangelio.

Entre las familias que vistamos, una abuelita con sus tres nietos, estaba agradecida;  la palabra llegó como refrigerio al corazón ya que tenía culpa y dificultades por su hija que se encuentra en la cárcel, decía: “ya no tengo pecado,” Dios ya me justifico para siempre y lloraba de felicidad. Estamos muy agradecidos por ver esas personas con sed y hambre de la palabra, nos están esperando porque Dios los preparó en su voluntad.

 

 

La segunda actividad fue el pasado 29 de diciembre en la vereda el Vallano, en el municipio de Envigado, Medellín se hizo una actividad benéfica para 40 niños de zona rural de escasos recursos, llevándose algunos bocados para compartir y algunos detalles. Se realizó un programa lleno de alegría y esperanza para los niños de la vereda con las presentaciones del grupo de danza Safari, la academia de baile, las mímicas y la predicación de la palabra de Dios.

 

 

La tercera actividad fue el pasado 30 de diciembre, en el barrio El Edén en Fusagasugá, por medio de la Presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio, Ester Julia Maldonado, quién prestó el salón comunal y reunió 18 familias y a 30  niños de bajos recursos, en donde las familias sufren por las necesidades básicas y por la inseguridad de sus hijos, durante este tiempo pudieron olvidarse de sus aflicciones y escuchar con atención y alegría el evangelio.

En la reunión el misionero Marcos predicó el evangelio, por medio de la historia de la familia de los ratoncitos. Al terminar los niños y papitos decían que ya Dios había llevado sus pecados por medio de Jesucristo.

La pastora Sandra comentó: la pastora de Corea nos dijo  “Que probáramos a Dios, que Dios si nos iba a ayudar y que contáramos” hoy estamos contando el trabajo de Dios por avanzar para realizar la actividad benéfica, no había nada, ni siquiera el lugar pero Dios nos dio el lugar y permitió la donación, recibimos los regalos a los niños y el apoyo de los hermanos para llevar los mercados a cada una de las familias.

En este lugar Dios dejó la puerta abierta para futuras actividades, la Presidenta de la Junta de Acción Comunal enfatizó en que continuemos llevando actividades para niños y abuelitos de este barrio.

 

 

La cuarta actividad fue el 5 de enero los misioneros temporales  llevaron la esperanza y felicidad a las familias de la comuna 15, San Javier, en compañía del Canal Zona 6 de Medellín quienes realizan la celebraciòn anual del día de reyes encabezado por la directora, Jenny Alejandra Osorio Insignares, quien busca por medio de distintas actividades y programas traer un cambio a la zona «los lavaderos» nombre por el que se le conoce debido a que por los  bajos recursos los habitantes recurren al uso ilegal de algunos recursos para su trabajo.

Tras realizar un recorrido en barrio para invitar a los niños a participar, la cancha de Fútbol se llenó con más  de 150 niños junto a sus padres. Causó gran relevancia la participación de los misioneros con las presentaciones de danza,  música, y el folk dance. Los niños abrieron sus corazones y escucharon  a la misionera Eliana quien compartió para todos los niños el evangelio de colores.

Para finalizar el evento los misioneros profundizaron el mensaje dado por medio de la reunión grupal  y la entrega de regalos. En este evento no solamente los niños pudieron pasar un buen momento y recibir un detalle, también recibieron en su corazón  el mensaje de amor y esperanza con gran agradecimiento.

 

 

La quinta actividad fue el 06 de enero, en esa ocasión los misioneros  llevaron un programa lleno de alegría a más de 100 niños de familias de escasos recursos, en su mayoría desplazados por el conflicto armado y migrantes de Venezuela, del barrio Versalles II, ubicado en la cima de los cerros de Bello Oriente, en Medellín, un lugar difícil acceso al que difícilmente llega transporte. 

IYF llegó por invitación del director de la Ludobiblioteca Manuel Burgos, Arnuelfo, quien trabaja con distintos programas y proyectos educativos para la comunidad. Al llegar, los misioneros recorrieron el barrio para invitar a los niños, quienes acudieron hasta llegar al lugar, el  programa inició con las presentaciones de danza por parte de los jóvenes, que llenaron de asombro y alegría el rostro de los niños, con la dinámica de las palmas y la mímica de la creación de Dios, los niños estuvieron alegres y dispuestos para escuchar la predicación por parte de Luna, misionera temporal de Corea del Sur,  quien a través de la historia de una familia de ratones explicó la obra de Jesucristo en la cruz para quitar el pecado del mundo.

Los niños escuchaban atentamente la palabra de Dios y confirmaban la salvación personalmente con los misioneros temporales mientras compartían un refrigerio.

 

 

Tras la actividad el señor Jose Arnulfo Uribe Tamayo, comentaba que la visita de los voluntarios al barrio era un verdadero regalo, como  el de los reyes magos al pesebre del niño Jesús que precisamente se celebra este día en Colombia.

«Queremos aprender de  IYF y de su experiencia, lograr una relación para poder caminar juntos y recibir lo que IYF nos puede aportar, recibir la formación del voluntariado de ir al corazón y centrarnos en ese ejercicio de la formación humana que permita que nos liberemos y que entendamos que el fundamento está en el corazón y no en los intereses particulares, sentimos que ustedes tienen muchas herramientas y dinámicas posibles por la experiencia que tienen a nivel mundial y estamos abierto para construir una relación o alianza que permita que esta población que ha sufrido tanto pueda encontrar caminos de sanación, muchas gracias, permanecemos en contacto y con el corazón abierto.»

 

 

La sexta actividad se realizó el 7 de enero, IYF visitó el Museo histórico del Peñol, por invitación del director Jose Nevardo Garcia y Marta Loaiza directora del Club de Leones en Medellín, los voluntarios presentaron dos muestras artísticas y dictaron la conferencia del cambio de mentalidad para los funcionarios del museo, representantes de la oficina de bomberos, el intendente de la policía y algunos visitantes del museo. 

Durante la actividad los participantes se mostraron felices y receptivos a cada actividad, en especial a la conferencia a cargo de la Directora de IYF, Esperanza Choi, con el tema del intercambio y por medio de ejemplos como el desarrollo económico de Corea del Sur y el rey de Jordania, la sesión terminó con la predicación del evangelio de salvación, a través de cinco colores explicó cómo la obra de Jesucristo limpio el pecado, le permitió al hombre volver a Dios y tener intercambio con él, dejando los sufrimientos y recibiendo la felicidad por parte de Dios.

 

 

Al respecto, el director Jose Nevardo Garcia  comentó: Estamos agradecidos por  la visita de IYF, por las demostraciones artísticas y el mensaje espiritual que nos dejan, este mensaje se debe seguir replicando, ojalá pudiéramos aprender muchas experiencia de parte de ustedes.

Por la oración del siervo de Dios, el evangelio llegó a Colombia, siendo anunciado en las zonas más necesitadas, ninguna dificultad ha sido un obstáculo para llevar la luz al mundo.

Twitter Facebook WhatsApp