[Latinoamérica] ¡Termina el CLF Latinoamericano lleno de gracia y bendición!

 

Del 15 al 18 de julio se realizó el Congreso de Lideres Cristianos Latinoamericano, dirigido por el pastor Pablo Shin, Director del CLF en México, Centroamérica y El Caribe, con el tema “Estudio del Libro de Gálatas”. En este CLF Latinoamericano, participaron pastores y líderes de muchas naciones, entre ellas: España, Estados Unidos, México; de Centroamérica y El Caribe: Guatemala, Honduras, El Salvador, Panamá, Nicaragua, Puerto Rico, República Dominicana; de Sudamérica: Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, con un alcance de 46,986 líneas en vivo a través de Facebook, YouTube y Zoom, 52,981 líneas alcanzadas, para un total de 99,877 líneas enlazadas durante los 4 días.

 

 

Durante el congreso, algunos pastores que participaron anteriormente en el CLF, brindaron palabras de agradecimiento, testimonios de cómo Dios ha bendecido sus vidas y ministerios al escuchar la palabra de Dios, y oraciones para comenzar el programa, entre los cuales se encontraban: Pastor Benjamin Lomelí Vega, Director del Día Nacional de Oración por México; Obispo Emiliano Soto, Presidente de la Mesa Ampliada UNE Chile; Pastor Orestes Pompeyo Sánchez Luis, Pastor y Congresista de la República de Perú; Pastor Misael Chávez, Presidente de la Alianza de Pastores Evangélicos de Nezahualcóyotl, México; Pastora Betty Olaya, Directora de Pastores Rompiendo Cadenas, Colombia; Pastor Gilberto Muj Yos, Presidente de la Confraternidad de Pastores de Patzún, Guatemala; Pastor Nelson Solís, Congresista de la República de Colombia; Pastor José Luis Melgar Vaca, Presidente de la Asociación de Iglesias Evangélicas del Oriente en Santa Cruz, Bolivia; entre otros.

 

 

Además, en este tiempo de conferencias se contó con la participación musical del Grupo Alba de México, quienes amenizaron el evento con alabanzas hacia Dios que prepararon el corazón de los participantes para escuchar la palabra.

 

 

Durante los 4 días de congreso, el pastor Pablo Shin compartió cómo en el tiempo de los Gálatas, algunos miembros de la iglesia dejaron de creer en la palabra de Dios, ya que aparecieron muchas doctrinas que corrompieron el correcto evangelio, provocando el surgimiento de un evangelio mezclado con ideas de hombres. A través de un estudio profundo de las escrituras, el expositor explicó la diferencia entre el evangelio verdadero de Jesucristo, que es solo por fe, solo por gracia, y el evangelio adulterado en el cual se trata de cumplir la ley de Moisés para llegar a Dios. Usando el ejemplo del paralítico de Betesda el pastor Shin explicó que recibir la gracia de Dios no tiene nada que ver con las obras humanas, los otros enfermos esperaban el milagro de un ángel y con su esfuerzo sumergirse en las aguas para ser sanados, pero el paralítico solo creyó a Jesús y fue sanado.

 

 

El pastor Shin dijo: “La ley nos pide cumplir todos los mandamientos al 100% o de otra manera dar la paga del pecado, que es la muerte. El ser humano nunca podrá por si mismo alcanzar la justicia, sino debe recibir la justicia de Dios, por la fe en el Señor Jeucristo.” También hizo énfasis en el propósito de la ley: “Es nuestro ayo para llevarnos a Cristo, toda vez que reconocemos nuestra incapacidad y nuestra verdadera naturaleza pecaminosa, solo podemos poner nuestra fe en la obra redentora del Señor Jesucristo. El evangelio diferente es tratar de justificarse por las obras de la ley, aún diciendo creer en Jesús”, expresó.

El pastor también explicó la importancia de alimentar el espíritu y purificar el corazón por medio de la palabra de Dios. “Así como Dios entregó a Abraham una promesa, un pacto irrompible, y por medio de dicho pacto él creyó que su pecado fue lavado. Aunque la biblia establece que se debe cumplir la ley, el ser humano no puede cumplirla, la ley solo sirve para que sepa cómo es su corazón y así poder mirar a Cristo. Hemos muerto junto con Cristo, por eso somos limpios, ya hemos sido levantados, no hay nacionalidades porque somos uno en Cristo Jesús”, comentó el pastor Pablo.

 

 

Una vez más, el Congreso de Líderes Cristianos termina con gracia y bendición, todos los pastores y líderes cristianos invitados recibieron fuerza en su corazón, la palabra del evangelio será de gran bendición para sus vidas y sus congregaciones.

Twitter Facebook WhatsApp